Durante siglos el hombre ha utilizado el Aloe Vera o Sábila como planta medicinal, ya que ha demostrado tener importantes beneficios y propiedades curativas, así como potente  efectividad en cosmética. Es una de las plantas más utilizadas a nivel mundial como tratamiento natural para la belleza y es uno de los remedios más eficaces para problemas del cabello, del cuero cabelludo y de la piel.

Se conoce que el uso del aloe vera se remonta a la época de los egipcios, donde se conocía como la planta de la inmortalidad. Cleopatra o Nefertiti ya usaban el aloe vera para el cabello en su rutina de belleza.

El aloe vera es una planta de aproximadamente 90 centímetros  de tamaño. Sus hojas gruesas y carnudas son de color verde grisáceo y contienen en su interior un gel transparente, siendo esta la parte de la planta que se utiliza para tratamientos del cabello.

A través del gel y mediante la utilización de métodos físicos para su filtración, se obtiene el jugo de aloe, el cual está especialmente indicado para los cuidados del pelo, ya que su composición química es muy similar a la de la queratina, proteína principal del cabello. La constitución de sus aminoácidos complejos son idénticos a los de los folículos del pelo.

El aloe vera contiene abundante agua, en un 95%, antioxidantes y nutrientes. Contiene más de 20 minerales, entre los que destacan  calcio, magnesio, zinc, selenio, sodio, hierro, potasio, cobre y manganeso, entre otros, así como las vitaminas A, B1, B2, B6, B12, C y E.

Además contiene enzimas que ayudan al crecimiento del pelo y a eliminar células muertas del cuero cabelludo y también contiene proteínas, aminoácidos y otros oligoelementos. Por otra parte ayuda a reducir la cantidad de sebo y balancea el pH, permitiendo que el cabello crezca más sano y fuerte, con menos riesgo a caerse. Contiene por lo tanto, los ingredientes ideales para una máxima hidratación, nutrición y una completa regeneración capilar.

Son estas las razones por las cuales el aloe vera es un poderoso aliado del pelo, ya que  logra convertir el cabello en una melena más suave, hidratada, larga y llena de vitalidad.

Entre los beneficios que aporta el aloe vera en el cabello tenemos:

  • Reduce el sebo: el cual es una sustancia grasosa producida por las glándulas sebáceas presentes en el cuero cabelludo, con el fin de mantenerlo humectado. Sin embargo, un exceso en su producción puede obstruir los poros capilares y obstaculizar el crecimiento del cabello.  Las propiedades antibacterianas de la planta resuelven el problema de acumulación de sebo, obteniéndose una cabellera más ligera y limpia, con mayor volumen a nivel de la raíz.
  • Reduce la alopecia o calvicie: al rejuvenecer y fortalecer los folículos capilares, encargados de prevenir la caída del pelo.
  • Excelente hidratante: para el cuero cabelludo y los folículos capilares, debido a la cantidad de vitaminas y minerales que posee. Se puede aplicar directamente sin efectos secundarios. Ayuda a evitar la resequedad y prevenir la caspa o las puntas abiertas.
  • Combate la caspa: ya que mantiene el balance del aceite natural del cabello, evita la resequedad y tiene propiedades fungicidas que actúan directamente sobre la caspa. Deja una sensación refrescante en el cuero cabelludo.
  • Acondicionador: aplicado con regularidad ayuda a recuperar el brillo del cabello y elimina la resequedad. Sus nutrientes ayudan a conseguir una limpieza más profunda.
  • Acelera el crecimiento del cabello: gracias a la presencia de enzimas que facilitan y mejoran la circulación en el cuero cabelludo.

Existen diferentes formas de aplicar el gel de aloe vera en el cabello, siendo las más recomendadas:

  1. Antes del champú: contribuyendo a que se reduzca la grasa u otras sustancias que pueden evitar que el champú penetre mejor en la raíz o en el bulbo capilar.
  2. Como champú: ya que nutre, suaviza, limpia y encuentra el equilibrio natural, a la vez que elimina todos los daños originados por los agentes externos cotidianos.
  3. Para definir el peinado: gracias al gel que contiene, el cual es ideal para definir rizos, aportándole hidratación intensa.

En el mercado hay distintos tipos de productos con esta planta, como los champús,suavizantes, acondicionadores, mascarillas, etc., los cuales contienen diversas propiedades, desde la hidratación hasta la detención de la caída del cabello.

El mercado europeo es el mayor consumidor de aloe vera  del mundo y el mejor aloe vera del mundo es el español ya que se filetea y se extrae solo la pulpa fresca de la planta, mientras que en otros países se tritura la hoja entera, se liofiliza y se convierte en polvo.

De allí que debemos confiar en marcas que tengan plantaciones propias de aloe vera en España como es el caso de Atalaya Bio, con sus campos de cultivo en Murcia.

En Málaga y Almería, así como en las Islas Canarias, hay muchas plantaciones de aloe vera.

También podemos utilizar la sábila o aloe vera natural, de forma casera. El gel extraído de la planta se puede usar como mascarilla, cubriendo con el todo el cuero cabelludo, se esperan 30 minutos y se aclara con agua.

El aloe vera tiene la capacidad de hidratar y devolver el brillo a los cabellos dañados por el exceso de calor, la exposición al cloro de las piscinas, la humedad constante, los tintes, secados, etc. Es uno de los regeneradores celulares naturales más eficaces.

Para conseguir un pelo suave, brillante, fuerte y bien cuidado, es aconsejable utilizar el aloe vera de manera constante. Los resultados comienzan a notarse después de los dos meses de empezar con el tratamiento.

Aunque se pueden aprovechar los beneficios del aloe vera por sí solos, al combinarlo con otros productos se potencian sus propiedades y se consiguen mayores efectos  fortalecedores para el cabello. Algunos ejemplos interesantes son:

  • Aloe vera y aceite de coco: es un tratamiento donde se combinan las propiedades hidratantes y reparadoras del aloe vera con los ácidos grasos esenciales del aceite de coco. Ideal para fortalecer y revitalizar el cabello maltratado y reseco. Los antioxidantes, vitaminas y minerales de ambos ingredientes nutren a profundidad el cuero cabelludo, a la vez que promueven el crecimiento saludable, aportan brillo y suavidad.
  • Aloe vera y miel de abejas: ya que la miel de abejas es un alimento que ayuda a suavizar, hidratar y fortalecer el cabello. Y combinada con aloe vera, puede proteger el cabello de la sequedad y exceso de caída. Ideal para revitalizar el cabello con tendencia grasosa, ya que regula la producción natural de aceites sin alterar la actividad de las glándulas sebáceas.
  • Aloe vera y huevo: las proteínas del huevo combinadas con los compuestos hidratantes del cristal de aloe vera, se convierten en un tratamiento revitalizador para aquellas personas que tienen problemas de caída excesiva del cabello. Su absorción a través de los folículos pilosos nutre en profundidad las hebras, fortalece y favorece su crecimiento. Ambos ingredientes controlan el exceso de producción de grasa y dejan el cabello más brillante y suave.
  • Aloe vera, aceite de oliva y arcilla: con esta combinación se obtiene una mascarilla capilar exfoliante que remueve las células muertas acumuladas en el cabello. Su aplicación contribuye a mejorar la oxigenación hacia los folículos pilosos. Controla la caída del cabello y estimula su crecimiento. También es ideal para controlar el exceso de grasa y la aparición de caspa.

 Finalmente, es importante recordar que así como el aloe vera es una planta que puede contribuir con el cuidado capilar, siempre es necesario tener presente que su uso, por sí solo, no hará lo suficiente, ya que es imprescindible una alimentación sana y balanceada junto a una adecuada hidratación. De esta forma, las rutinas de belleza y cuidados del cabello con productos como el aloe vera serán aprovechados al máximo.

 

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]