Emplear los suplementos alimenticios para el cabello de forma puntual resulta útil, ya que proporcionan la mayoría de los compuestos, vitaminas, oligoelementos y biotina, que son necesarios para que cuando el pelo aparezca y crezca lo haga de forma saludable, con todos sus componentes, y manteniendo una estructura adecuada. Estas vitaminas van a ser las responsables de conferir al pelo un mayor cuerpo y volumen y mejor aspecto, y todo ello contribuye a la estética global del cabello.

El cabello necesita de unos nutrientes concretos para que crezca fuerte y sano. Se podría decir que los complementos alimenticios en cápsulas son como pequeños bocaditos de salud y belleza para nuestro pelo cuya misión es nutrir el folículo piloso, restaurando y protegiendo el cabello desde dentro. Los complementos alimenticios para el pelo previenen el envejecimiento prematuro porque el pelo también envejece.

Hay que tener en cuenta que en algunos casos sí que pueden existir desequilibrios y deficiencias en la alimentación podemos ayudarnos de los llamados nutricosméticos. Suplementos nutricionales formados por sustancias naturales, de origen animal o vegetal, que se usan por vía oral a diferentes dosis, para actuar directamente sobre la piel y el cabello.

Los suplementos más usuales para cuidar el cabello son:

B1 y B2: fomenta el crecimiento y refuerza el cabello.

B3: hace que la circulación sanguínea del cuero cabelludo sea mejor.

B5: Tiene como principal función la nutrición del cabello.

B6: una de las vitaminas que más se usa para tratar los problemas de caspa y dermatitis seborreica.

Biotina: una de las más populares, frena la caída, fomenta el crecimiento del cabello y lo fortalece.

B12: es la segunda vitamina más importante en el crecimiento del cabello, después de la biotina.

Vitamina C: ayuda en la síntesis del colágeno, haciendo que la textura del pelo sea mejor y previniendo su caída.

Silicio: fortalece el pelo, le dota de cuerpo y hace que sea menos quebradizo.

Azufre: mejora el crecimiento del pelo.

Cisteína: el aminoácido antioxidante imprescindible para una buena salud capilar.

Quinoa: previene la caspa, sus proteínas sellan las puntas del cabello y la tirosina mantiene el color original, evitando las canas.

Zinc: es necesario para el crecimiento capilar, si existe una deficiencia de este mineral el pelo comenzará a caerse.

Hierro: aporta oxígeno al cuero cabelludo.

Selenio: protege al pelo de los radicales libres del sol, evitando el envejecimiento del cabello.

MSM: Mineral esencial para la formación de la queratina. Ayuda a reducir la aparición de canas, aumentar el brillo, grosor y crecimiento del cabello.

Biotina: La “vitamina del cabello”. Ayuda a frenar la caída, estimula el crecimiento y lo fortalece. Su deficiencia es una de las causas de la calvicie.

Levadura de cerveza: Aporta un alto nivel de Vitaminas del grupo B. Fundamental para mejorar la salud y belleza del cabello.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]