Aunque los problemas de alopecia tienen un fuerte componente genético, lo cierto es que hay numerosos alimentos que son capaces de fortalecer el cuero cabelludo considerablemente. Y es que aunque es cierto que los problemas genéticos relacionados con la alopecia son de índole hormonal y genético, no lo es menos que una buena alimentación puede ser la base de todo.

Pues bien, para cuidar la salud capilar habrá que tomar, entre otros alimentos, los que son ricos en vitamina A. En este sentido encontramos los huevos, el hígado, todas las verduras en general, la leche con calcio, los aceites del pescado, el aceite de girasol y el de oliva. Para todos aquellos que no sepan muy bien en qué consiste la vitamina A cabe decir que es la responsable de impedir que se sequen las glándulas sebáceas, algo fundamental para lubricar el folículo piloso y por lo tanto para lograr la prevención y disminución de la pérdida del cabello. La vitamina A favorece también la oxigenación de las células del folículo, y la falta de esta vitamina suele asociarse a la aceleración de la calvicie.

Por otro lado, la vitamina B6 y la B12 también será más que recomendable ingerirla si queremos mantener nuestro cabello en excelente estado. Para ello nada como ingerir las cantidades recomendadas de pescado, carne de vacuno, hígado, pollo, soja, huevos, legumbres, frutos secos, cereales integrales y levadura de cerveza. Para todos aquellos que se pregunten cómo puede ser importante la vitamina B cabe decir que es imprescindible para la producción de hemoglobina que permite transferir oxígeno desde los pulmones hacia el cabello, sin duda alguna un gran tratamiento anticaída natural. De lo contrario, de no tener la cantidad de B12 recomendable puede provocar
sequedad, la aparición de canas o una gran caída del cabello.

Por otra parte, otro buen tratamiento anticaída natural es la vitamina C que encontraréis en los cítricos, el kiwi, la espinaca y el brócoli. Son alimentos imprescindibles para la absorción del hierro y como sabéis si se acaba teniendo anemia se pierde pelo.

Por supuesto, y aunque no lo pueda parecer en un primer momento, otro buen tratamiento anticaída natural es el agua. Y es que este líquido es sin lugar a dudas el más sano también para el cabello, ya que permite mantener el cabello en todo momento hidratado y muy fuerte.

Por último, no hay que pasar por alto los alimentos ricos en biotina y ácido fólico, se trata de opciones que ayudan a las actividades metabólicas de los tejidos en los que la multiplicación de las células es a un gran ritmo como ocurre en el caso del cabello, la piel y las uñas. La insuficiencia de esta sustancia en el cuerpo puede acabar derivando en la caída del cabello, por lo que mantener los niveles de biotina es un buen remedio natural para frenar la pérdida de pelo. Las frituras, los helados, las grasas y el café, por el contrario, son alimentos poco recomendables para nuestro cuero cabelludo.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]