Aunque parezca un problema exclusivo de los hombres lo cierto es que entre las mujeres también se da este problema. Presta atención porque te acercamos las causas por las que se da la alopecia femenina.

Pues bien la más común entre ellas es la alopecia androgénica. Este problema está causada por un desarreglo hormonal que provoca que los folículos pilosos se vuelvan sensibles produciendo menos pelo. Esta disminución de la producción de cabello sano evita la renovación que se produce cuando hay una caída natural del cabello. Si se alarga en el tiempo la ralentización en incluso la parada del crecimiento de nuevo pelo empiezan a mostrarse signos evidentes de calvicie.

Este tipo de alopecia está originada por causas hormonales, un desajuste que provoca que los folículos pilosos se vuelvan sensibles produciendo menos pelo. Lo que a la larga la renovación por la caída natural del cabello se vuelve menor e insuficiente. El ciclo de crecimiento del cabello se acorta, la producción de pelo se ralentiza e incluso puede llegar a detenerse por completo. Si bien las causas hormonales son las más comunes no es la única. El estrés y una mala alimentación son condicionantes que pueden agravar la enfermedad.

También podemos encontrar la alopecia areata. Es un tipo de pérdida de cabello en mujeres se da en parches o zonas localizadas. En este caso se identifica como alopecia areata y el proceso por el cual se destruye pelo puede darse en distintos intervalos de tiempo.

Hay mujeres que la padecen en un espacio muy corto de tiempo con lo que tienen una caída exagerada en cuestión de días y en cambio otras mujeres sólo notan sus síntomas al cabo de los meses ya que la caída de cabello es muy lenta. Los síntomas de la alopecia areata femenina son inflamación de los folículos pilosos. Esta hinchazón provoca la pérdida del suministro de nutrientes lo que ocasiona la expulsión y caída.

El otro tipo de alopecia que se puede encontrar es la alopecia difusa. Es el tercer tipo de alopecia femenina es la más inofensiva en cuanto a que sus efectos son reversibles. La alopecia difusa es un aumento radical de la caída del pelo dentro del ciclo de crecimiento del cabello sano.

Se caracteriza por aumentar el efluvio telógeno, la fase en donde el pelo muerto cae y deja paso a cabellos nuevos que salen desde la raíz del cuero cabelludo. Este aumento repentino de la caída deja zonas calvas, sin pelo, mientras el lentamente crece el nuevo.

A diferencia de los otros tipos de alopecia femenina esta es inofensiva ya que es temporal pero si se da el caso de juntarse con areata o androgénica las consecuencias pueden ser importantes ya que en cuestión de días o en un corto período de tiempo una gran cantidad de pelo desaparecerá no volviendo a crecer nuevamente debido a la mezcla de síntomas.

Una forma de detectar la alopecia femenina de este tipo es por el rastro de pelos que quedan en la almohada y en el desagüe de la ducha.

Puntuación
[Total: 3 Puntuación: 5]