Cada vez son más los hombres con poco pelo los que acuden a Turquía pasa someterse a una intervención de trasplante capilar. Tantos que han convertido al país otomano en el líder en intervenciones de implantes capilares siendo el principal destino, tanto de los españoles como de la mayoría de los europeos que buscan recuperar la cabellera perdida.

Algo que se hace especialmente visible desde el mismo momento en el que aterrizas en la capital turca. El número de hombres con los que te cruzas con cabezas rapadas, cintas protectoras o gorras es directamente proporcional al número de clínicas especializadas y cirujanos especialistas en estos tratamientos que se agolpan en un país en el que las intervenciones de estética gozan de importantes subvenciones para promover este tipo de turismo.

La reputación de los especialistas en trasplantes capilares -cuentan con algunos de los mejores del mundo- así como los interesantes y económicos paquetes que incluyen hotel y otros muchos gastos médicos vinculados a la operación han convertido a Turquía en el país de los implantes de cabello por excelencia.

Motivos por los que elegir Turquía para un implante capilar

Clínicas con profesionales y equipos a la última

Una de las razones por las que las clínicas de trasplante capilar como por ejemplo Capilclinic gozan de tanta reputación es por contar con tecnologías y procedimientos que están a la vanguardia mundial. La apuesta por la mejora de los profesionales y los equipos es constante, obligando a todas las clínicas de la competencia a mejorar su propuesta, lo que a la postre provoca que todo el sector avance y se consolide como el principal destino de implantes capilares del mundo.

Eficiencia de todo el proceso

Gracias a los años que llevan en lo más alto en el sector de los tratamientos capilares clínicas como Capilclinic han logrado perfeccionar sus procesos de manera considerable. En cuestión de unos pocos días se pasa de la primera visita al a operación y la revisión siendo el lugar donde el proceso de trasplante es más rápido. Algo que empuja a pacientes de todo el mundo a apostar por Turquía, sabedores de que sin apenas recurrir a días libres, pueden completar todo el proceso.

Precios imbatibles

Es innegable que una de las principales razones que llevan a personas de todo el mundo a someterse a un trasplante capilar a Turquía es el bajo coste de sus intervenciones. Con un coste que se sitúa por debajo de la mitad lo que costaría en España gracias a las subvenciones estatales para promover este tipo de turismo han conseguido que, independientemente de la economía del paciente, sea posible recuperar la cabellera perdida.

Profesionales de prestigio

Los cirujanos del país otomano se sitúan entre los más reputados del planeta en el sector de los implantes capilares. El prestigio de clínicas como Capilclinic, que ofrecen las máximas garantías de seguridad, higiene y profesionalidad, llevan a sujetos de todo el mundo a elegir este país como un lugar de máxima confianza dada la alta calificación de sus especialistas.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]