Si estás leyendo estas líneas es porque seguramente estés pensando en realizarte un trasplante de cabello y que tengas unas cuantas preguntas que necesites te resuelvan antes de decidir si te llevas a cabo un injerto de pelo o si prefieres optar por no hacer nada, dejar que avance la calvicie y lucir sin complejos tu nueva imagen ya sin pelo.

La primera pregunta que seguro te has hecho o deberías hacerte es la de si eres el candidato idóneo para realizarte un trasplante de pelo. La respuesta es que, salvo formes parte del 10% de pacientes que, por motivos médicos son rechazados, sí lo eres. Si eres mayor de edad -preferiblemente con más de 30 años- y cuentas con una zona de pelo donante desde la que extraer folículos sanos a la zona receptora podrás realizarte un trasplante capilar.

Otra de las preguntas que seguro te has hecho es la de cuál es la mejor técnica de trasplante que existe en la actualidad. Actualmente, la técnica más desarrollada y probada hasta el punto de garantizar un 100% de éxito con resultados para toda la vida es la técnica FUE y microFUE. Esta, eso sí, solo puede ser llevada a cabo por cirujanos expertos que dominen la técnica de extracción, uno a uno, de los folículos capilares sanos de una zona donante del paciente a la zona de trasplante. Para ello se necesitan elementos de gran precisión para la extracción y la colocación, así como el conocimiento de técnicas de conservación, amén de una larga experiencia ejecutándola.

No menos habitual la pregunta que hacen los futuros trasplantados sobre si van a tener que raparse la cabeza para realizarse el trasplante de cabello o si no es necesario. Pues bien, la respuesta es que no es obligatorio, pero sí que es recomendable ya que agiliza el trabajo durante la fase de extracción y colocación. En cualquier caso, este se puede llevar a cabo sin necesidad de tener que cortarse el pelo.

Como no puede ser menos, también te habrás preguntado si el trasplante de pelo es doloroso, durante o tras la operación. A este respecto debes saber que el microinjerto capilar es un proceso mínimamente invasivo que se lleva a cabo con anestesia local, por lo que tras el levísimo pinchazo de la anestesia no hay dolor. Tampoco lo hay tras esta, ya que al paciente se le suministra medicación para que no sienta nada hasta que rebaje la hinchazón y pueda volver a hacer vida normal.

En cuanto a la duración de la intervención, es importante matizar que dependerá del número de folículos a trasplantar. En el caso de que aquellos pacientes que necesiten un trasplante masivo para recubrir toda la zona cenital y frontal de su cuero cabelludo, es decir, esta se prolongará durante ocho horas partidas en cuatro y cuatro con un receso de una hora pudiendo trasplantar hasta 4.000 folículos en un mismo día. En el caso de que fuera necesario pararla o continuar al día siguiente, la finalización del trasplante se finalizaría a las 24 horas.

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]