Muchas de las personas que han pasado de lucir calvas o cabelleras con muy poca densidad a lucir un aspecto renovado de su imagen gracias a la recuperación del pelo perdido lo han conseguido gracias a que han sabido ver a tiempo la necesidad de ponerse en manos de un especialista.

Si en algo coinciden todos los especialistas en trasplantes capilares es en la necesidad tanto de un buen diagnóstico, como de ponerse manos a la obra lo antes posible ante la detección de una caída de cabello no natural. Algo que solo detectar primero y atajar después si los interesados acuden a tiempo a una clínica y, en el caso de las caídas progresivas, se toman en serio el asunto de las revisiones en capilares.

Y es que es en estas cuando las personas que están viendo cómo su cabello cae de manera anormal si están sufriendo alopecia, o si están siendo víctimas de un cambio hormonal, del estrés, o de los efectos secundarios por la toma de alguno de los medicamentos que provocan caída capilar.

De ahí que ante la más mínima señal de alarma se recomiende acudir a un centro especializado en busca de un diagnóstico que confirme o desmienta una incipiente alopecia o algún mal que debamos atajar lo antes posible para poner freno a esa caída que se está sufriendo.

La importancia de realizarse revisiones tras un trasplante capilar

Además de para descartar o confirmar, o para detectar un determinado problema, las revisiones capilares son imprescindibles para garantizar el correcto desarrollo del crecimiento capilar tras someterse a una intervención de injerto de pelo.

En este sentido, cabe tener que presente que todos aquellos pacientes que se someten a una intervención de este tipo, deben someterse a revisiones periódicas, dado que casi todas las patologías capilares requieren un control continuado.

Y es que son muchos los tratamientos que al dejarse devuelven a quienes han recurrido a estos a la casilla de salida, cuando no tienen la mala suerte de sufrir en sus carnes un efecto rebote que les deja con menos densidad y menos folículos activos que antes de suscribirse a él.

Por eso, cualquier persona que ha sido diagnosticada con algún tipo de alopecia o mal que afecta visiblemente a la calidad y la presencia de cabello debe someterse a un seguimiento periódico de un especialista, tanto para poner freno como reducir la caída en los casos en los que esta es inevitable.

Por último, cabe tener presente que cualquier caída capilar, incluidas las más potentes, son susceptibles de ser corregidas mediante los vanguardistas tratamientos e intervenciones de trasplante de pelo que hoy en día se ofrecen. Un buen ejemplo de ello es Capilclinic, donde todo el equipo de profesionales especialistas en recuperación capilar se ponen manos a la obra en la planificación de un plan de trasplante capilar personalizado que se adapta al problema de cada paciente y, lo que no es menos importante, sin obligar a rascarse el bolsillo a quienes recurren a él.

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]