A todo el mundo se le cae el pelo, pero no a todo el mundo se le cae igual. Dicen los estudios dermatológicos más reputados en relación a la caída capilar que lo normal es que perdamos diariamente entre 500 y 100 cabellos. Algunos pierden hasta 150 pelos al día sin que esto sea síntoma indispensable de que se sufre una caída desproporcionada que deba ponernos en alerta y que exija actuar cuanto antes.

No obstante, todas aquellas personas que sientan que, de un tiempo a esta parte, su cuero cabelludo presenta más clareos de lo habitual, se quedan más pelos en el peine o en el cepillo cuando se peinan o que observen que cada vez que se lavan el pelo cae más cabello de lo habitual deben acudir al especialista para que este les haga un examen y vea cuáles pueden ser las causas de esta caída.

A menudo las causas de esta caída están relacionadas con la llegada de períodos de estrés. Estos suelen provocar una mayor caída de folículos capilares del cuero cabelludo como reacción física al problema psicológico. De ahí que sea imprescindible acudir a un médico en busca de un diagnóstico en este sentido ya que, además de aliviar la fatiga mental, al mantener el estrés bajo control se empezará a recuperar el pelo caído.

Otra de las causas de pérdida de pelo es la falta de nutrientes provocada por una mala o deficiente alimentación. La falta de vitamina B, de ácido fólico y de algunos minerales, así como una alimentación desequilibrada o baja en fruta y verduras también está detrás de muchas de las caídas de pelo. De nuevo es recomendable acudir al médico para conocer si este es nuestro caso, ya que al tratarse se recuperará el pelo perdido.

De igual manera es importante subrayar que el inicio de ciertos tratamientos médicos y la ingesta de determinados medicamentos pueden provocar una caída severa y en poco tiempo del pelo. En la mayor parte de los casos, una vez finaliza el tratamiento o se cambia o acaba la toma de determinados componentes farmacéuticos se vuelve a repoblar el cuero cabelludo.

Cómo parar la alopecia y recuperar el pelo perdido

Distinto es el caso de las no pocas alopecias que existen y a las que todos estamos expuestos a lo largo de la vida. Tanto es así que la mitad de las mujeres la sufrirán y dos de cada tres hombres correrán la misma mala suerte viendo cómo su pelo se pierde sin que exista tratamiento alguno para repoblar los folículos en los que deja de crecer el cabello.

Para estos, no obstante, existe una solución. Este es el trasplante capilar a través del microinjerto de folículos capilares procedentes de la zona trasera baja del cuero cabelludo del propio donante que se injertan en las calvas o zonas menos pobladas. Una técnica, la FUE, que garantiza a cualquier alopécico la recuperación total de su pelo en unos meses a través de una intervención rápida, indolora y económica.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]