Perder pelo es normal. De hecho, dos de cada tres hombres tienen todos los números para acabar siendo calvos si no lo remedian mediante algunos de los tratamientos que garantizan la recuperación de los folículos capilares perdidos y que ofrecemos en Capilclinic.

Si este es tu caso y en los últimos tiempos has ido viendo cómo el cabello ha empezado a caer de forma anormal dejando varias zonas despobladas sin saber si va a parar, remitir o avanzar, te dejamos aquí algunas pistas sobre lo que puede ocurrirte repasando los distintos tipos de calvicie que existen.

Tipos de calvos

Si bien la siguiente clasificación no responde a ninguna clasificación científica, lo cierto es que se trata de las formas de calvicie más comunes que afectan a todos los hombres y mujeres de todo el mundo y que seguro has reconocido en más de una ocasión por la calle. Vamos pues a ver los principales tipos de calvas:

Calvas omniosos: Son aquellas calvas que afectan a la totalidad del cuero cabelludo y que, en algunos casos, brillan al haber desaparecido todo rastro de los folículos capilares que un día la poblaron. Zinedine Zidane es un buen ejemplo de este tipo.

Calvas esquivas: Son aquellas calvas que, a pesar de lucir una evidente pérdida capilar, todavía cuentan con folículos en la zona cenital y lateral que les permiten peinarse, aún cuando su calva se aprecia desde cualquier punto.

Calvas cenitales: Son aquellas calvas que han tenido una afectación especialmente virulenta en la zona cenital del cuero cabelludo. Sin embargo, apenas han afectado a la zona lateral y posterior de la cabeza de quienes la sufren.

Calvas crecientes: Son aquellas que todavía no son, pero que han anunciado su llegada inminente. Habitualmente lo hacen a través de las entradas, retrasando la frontera de crecimiento progresivamente, aunque tarden años en empezar a tener consecuencias en el resto del cuero cabelludo.

Calvas a tramos: Son aquellas que resultan más complicadas de esconder. Habitualmente se manifiestan en zonas como la coronilla y los laterales, pero no siempre es así. A menudo lo hacen en zonas inesperadas donde el pelo deja de crecer sin prácticamente posibilidad de que el que las sufre las pueda esconder.

Además de estas calvas, existen muchas más. Casi tantas como personas que sufren alguno de los muchos distintos tipos de alopecia que han sido detectados y que afectan a hombres y mujeres de todo el mundo. Si este es tu caso, no lo dudes y ponte en contacto con alguno de los centros especializados capaces de devolver el cabello a donde ha desaparecido, como hacemos en Capilclinic ofertando soluciones de por vida y al mejor precio para todos los alopécicos.

Para más información al respecto, póngase en contacto con nuestro equipo médico a través de alguna de las muchas formas que le ofrecemos a través de esta página web. Allí podrá contarnos su problema y nosotros ofrecerle la mejor solución para su caso en concreto garantizándole resultados que le durarán el resto de su vida.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]