Si tienes problemas de alopecia seguro que te has planteado alguna vez la opción de hacerte un trasplante capilar. Pues bien, el trasplante capilar es una de las alternativas más eficaces para el tratamiento de la calvicie. Existen varios tipos de técnicas: desde el microinjerto, pelo a pelo, al trasplante de unidades foliculares. Esta última opción se basa en un trasplante de unidades de 1 a 3 pelos que crecen de forma natural en el área donante.

En el trasplante de unidades foliculares destacan dos técnicas. Por un lado la técnica de la tira o Strip y, por otro, la técnica FUE. La técnica Strip es más tradicional y económica. Es un tipo de cirugía de trasplante capilar en la que se extrae una tira de piel: se retira una banda de cuero cabelludo, de 20 a 25 cm de largo y de 1 a 2,5 cm de ancho, de la zona donante, usando un bisturí. La incisión se cierra dando lugar a una cicatriz. En este tipo de técnicas se retiran los puntos a los 12-14 días y como resultado queda una cicatriz que es estéticamente imperceptible

Por lo que respecta a la técnica FUE, es una técnica en la que la extracción de Unidades Foliculares se hace para obtener injertos en la zona donante. Los folículos son extraídos uno a uno utilizando herramientas microquirúrgicas de menos de 1 milímetro de diámetro. Este tipo de técnica es una variante quirúrgica de la técnica de microtrasplante folicular y está considerada como la técnica de trasplante capilar más avanzada que existe en la actualidad.

Para llevarla a se rasura la zona donante, la parte baja de la nuca y el área temporal, una a una. No se hacen cortes, pues la extracción se ayuda de un sacabocados milimétrico. En cada intervención se suelen trasplantar unas 1.500-2.000 unidades foliculares. Cicatriza en días, aunque pueden quedar unas marcas blanquecinas que se hacen visibles si uno se rapa el pelo.

Los pacientes que les iría mejor la técnica FUSS son aquellos que presentan áreas alopécicas extensas ya que se obtienen e injertan un número elevado de unidades foliculares. El porcentaje de unidades foliculares transeccionadas en la preparación es mínimo y se precisan menos sesiones para obtener buenos resultados en cuanto a densidad, con el consiguiente menor coste económico.

Por lo que respecta a los pacientes que serían candidatos ideales a la técnica FUE serían aquellos que presentan pérdidas de cabellos limitadas y controladas. También los que tienen un tipo de alopecia cicatricial de escasa extensión. Los pacientes que desean llevar el pelo corto y prefieren evitar la cicatriz., los que tienen zonas donantes iniciales de baja densidad y los que quieran disimular cicatrices de trasplantes previos.

No hay una técnica mejor que otra ya que simplemente varía la forma de extracción de los folículos de la zona donante, siendo idénticas las posteriores fases de preparación e implantación. Además, como os podéis imaginar, el resultado final será el mismo con ambas técnicas.

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]