La alopecia no es cosa de hombres. Así lo confirman estudios que revelan que la mitad de las mujeres sufrirán algún problema relacionado con la alopecia en algún momento de su vida. Un porcentaje muy alto y que, a menudo, parece pasar por alto a muchas clínicas especializadas en tratamientos de regeneración capilar y trasplante de pelo.

Un problema que en gran parte de las féminas comienza con la llegada de la menopausia como consecuencia de la pérdida progresiva de estrógenos que desnivelan la balanza hormonal en favor de la testosterona afectando de forma directa a su salud capilar, pero que también llega durante la fase de la adolescencia, la juventud y la edad adulta a muchas de ellas.

En muchos de estos casos se debe a la herencia genética. Un factor que interviene de manera decisiva en la caída desproporcionada de cabello en muchas mujeres que ven en esta caída todo un drama que, en ocasiones, les provoca inseguridad, falta de autoestima y, en los casos más severos, ansiedad y depresión.

Lo mismo sucede con aquellas féminas que sufren alopecia areata. Esa que han padecido en sus carnes famosas como Carolina de Mónaco o Keira Knightley y que provoca que el cabello se caiga a mechones dejando calvas circulares claramente visibles que muchas tratan de ocultar con pañuelos o pelucas.

Además de las distintas alopecias que se pueden diagnosticar tanto en las mujeres como en los hombres, algunos estudios apuntan a que en los últimos años se ha venido produciendo un aumento paulatino de casos de alopecia en mujeres como consecuencia del aumento de la polución en las grandes ciudades, donde también se suelen registrar muchos de los casos de estrés que acaban con mujeres perdiendo pelo a puñados.

Independientemente de cuál sea la causa de la pérdida de pelo -y que debe ser diagnosticada por un profesional en busca de la solución exacta al problema en concreto de cada persona- lo cierto es que todas las alopecias y caídas severas de pelo tienen una solución que garantiza la aparición de nuevos y fuertes folículos capilares donde antes solo había calvas: el trasplante capilar.

Trasplante de pelo para mujeres

Una vez un profesional ha diagnosticado un caso de alopecia y el trasplante de pelo como la única solución para repoblar el cuero cabelludo de una paciente es el momento de ponerse en manos de los médicos para que pongan solución lo antes posible a nuestro problema.

En la mayor parte de los casos los expertos en trasplante de cabello recomiendan someterse a una intervención de injerto de pelo a través de la técnica FUE. Aquella que con mayor precisión, menor tiempo de recuperación y mayor porcentaje de resultados de por vida (un 100% de ellos) consigue devolver el pelo allá donde no lo había como consecuencia de una caída capilar.

Una solución que ofrecen tanto a mujeres como hombres en Capilclinic a un precio tremendamente económico y que garantiza que, en muy poco tiempo, se vuelve a lucir una melena sana y brillante.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]