Si estáis pensando en realizaros un implante capilar pero no tenéis claro cuáles son las ventajas que tiene así como el grado de satisfacción que genera esta intervención, tomad buena nota porque aquí os los detallamos.
Pues bien, independientemente de la técnica de implante capilar que se vaya a hacer, hay una serie de puntos comunes que siempre se dan en cualquier proceso de implante capilar que se realice.

Lo primero que has de tener en cuenta es que el donante de pelo eres tú mismo, por lo que es imposible prácticamente que pueda existir un rechazo e incluso los más aprensivos tendrán aquí también un punto a su favor.

Se trata de una intervención muy rápida que se puede realizar en un día, no obstante el tiempo dependerá de la cantidad de microinjertos que queráis o necesitéis poner para veros bien, los especialistas serán los que mejor determinen esto en función de vuestro caso. El mínimo es 1 día y el máximo lo marcas tú y la zona que quieres poblar con microinjertos, a más cantidad, más tiempo.

Se trata de una técnica que no requiere de anestesia general sino que con la local es más que suficiente, por lo que no tendréis que someteros a eso para poder volver a lucir vuestro pelo.

Si bien es cierto que los implantes capilares no son opciones demasiado económicas no lo es menos que en la actualidad existen muchas alternativas que sí pueden resultar más económicas, por lo que no todos los tipos de implantes cuestan lo mismo: el precio será diferente en función de la técnica a usar, esto es algo que se ha de tener en cuenta en todo momento y de lo que os debéis informar para ver qué se ajusta mejor a vuestras necesidades y a vuestro presupuesto.

Además de todas las ventajas más que evidentes en el caso de que la pérdida de pelo os haya causado algún tipo de completo ni que decir tiene que con un implante de pelo desaparecerá, puesto que volveréis a veros como antes y sin necesidad de tener calvas o de recurrir al peluquín.

Ganaréis, entre otras muchas cosas, seguridad en vosotros mismos y eso es algo que no tiene precio. Además una de las principales ventajas de este tipo de trasplantes es que conseguiréis una rápida regeneración del folículo piloso injertado. De este modo lo que lograréis será una recuperación más óptima del microinjerto o trasplante de cabello.

Ayuda a un mantenimiento del cabello no injertado que sigue el proceso degenerativo, todo ello tendrá que ser conservardo el mayor tiempo posible para no volver a una situación en la que la densidad del cabello vuelve a disminuir porque de lo contrario se podría llegar al punto en el que no se tenga pelo para donarnos para más injertos capilares.

En este tipo de tratamientos se usan técnicas como el laser capilar, diatermia, ozono y todo ello para conservar y activar las células y riego sanguíneo del cuero cabelludo para que lleguen los nutrientes al folículo piloso.

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]