Dado que la calvicie es un problema que toca a millones de personas de todos los países del mundo, no es de extrañar que el número de sujetos que acuden a las clínicas en busca de un injerto capilar definitivo no haya dejado de crecer de un tiempo a esta parte. Y es que, cabe recordar que, pese a lo que muchos creen, los índices de alopecia están incrementándose exponencialmente en ambos sexos y no solo en los varones.

La buena noticia que aquí les queremos dar es que, si la caída de cabello nos toca en primera personas, y dados los avances en la cirugía en este campo, nuestro problema tiene solución gracias al trasplante capilar, por lo que si acudimos a él podremos recuperar nuestro pelo mejorando así sustancialmente nuestra imagen.

Si estás pensando en someterte a un tratamiento de injerto de cabello, a buen seguro que te interesa esta información relacionada con todo aquello que debemos tener en cuenta tanto antes de iniciar el proceso, como el mismo día en el que nos someteremos al trasplante capilar.

Qué debemos tener en cuenta antes de someternos a un injerto capilar

Una vez decidido que vamos a recuperar nuestra melena a través del método del injerto capilar es muy importante conocer cuáles serán los distintos cuidados que debemos llevar a cabo, tanto las jornadas previas a pasar por el quirófano, como el mismo día en el que nos someteremos a la intervención.

En cuanto a la previa, la misma semana en la que seremos intervenidos no debemos ingerir ninguna aspirina ni tampoco ningún medicamento antiinflamatorios. De la misma forma se desaconseja recurrir a los complejos multivitamínico y, muy especialmente, a aquellos medicamentos que tienen efectos relajantes.

En el caso de que seamos personas habituadas a la práctica de ejercicio deberemos dejarlo durante unos días. Ya tres días antes de ponernos en manos de los médicos tampoco ingeriremos ninguna bebida alcohólica y, cuando resten 24 horas para el injerto, tampoco recurriremos a bebidas con cafeína o al tabaco. En el caso de que seamos fumadores solo podremos recurrir a los parches de nicotina, previa consulta con el equipo médico que nos va a tratar.

El día en el que nos sometemos al trasplante capilar

Ya el mismo día en el que nos vamos a someter a la intervención deberemos llegar a la consulta con el pelo bien lavado, pero sin haberle incorporado ningún fijador, por débil que este sea. Es decir, deberemos llevar el pelo limpio, pero natural.

Ese mismo día, en principio, no hay ningún problema con llegar desayunado, siempre que no ingiramos ningún producto con cafeína. También se aconseja arribar con ropa cómoda. Huelga decir que, si hemos tenido que recurrir de manera inevitable a algún tipo de fármaco, deberemos comunicarlo antes de la intervención a cualquier persona del equipo lo antes posible.

Si finalmente todo está OK, se procederá a la intervención. Tras ella, como veremos en los próximos post, también tendremos que seguir una serie de indicaciones.

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]