Una vez completado el injerto capilar siguiendo la técnica FUE los resultados no son inmediatos. Para que se pueda apreciar el resultado definitivo debe pasar alrededor de un año. Tiempo en el que se debe tener paciencia y acudir a las revisiones pactadas con el centro.

Dado que no es posible observar de manera inmediata cómo nos va a quedar el pelo y, por tanto, nuestra nueva imagen con pelo, es importante que los que se van a someter a un injerto capilar en Turquía sepan el proceso por el que van a ir pasando de crecimiento capilar, mes a mes.

Resultados del injerto de pelo, mes a mes

Durante el primer mes es posible que muchos pacientes vean cómo se les hincha la zona receptora. Síntomas que suelen aparecer a partir de las 72 horas y que remitirán por completo antes de que finalice la primera semana tras la intervención. También es probable que puedan aparecer pequeños coágulos en las zonas donde se han realizado las incisiones que, tras la primera semana, desaparecerán.

No obstante habrá que tener algo más de paciencia con las zonas enrojecidas cuando se hagan visibles, ya que pueden permanecer durante algunas semanas, siendo lo habitual que desaparezcan alrededor de la tercera. Es necesario no asustarse al ver cómo caen los cabellos durante la fase del shock loss, ya que es lo normal antes de que aparezcan los nuevos, sanos y definitivos folículos capilares en el cuero cabelludo.

No será hasta entre el segundo y el tercer mes hasta que veamos el nuevo cabello. Estos serán finos e irán engrosándose poco a poco. Durante esta fase es posible comprobar cómo emerge algo de acné que se irá menguando. En el caso de que este permanezca durante varias semanas sin remitir o en el caso de que vaya a más, deberemos contactar con el equipo médico que nos intervino para que logre calmarlo.

Será a partir del sexto mes cuando el nuevo pelo supere los cinco centímetros y muestre un espesor medio decente que haga vislumbrar lo que acabe siendo el resultado final de la intervención de injerto capilar en Turquía. Los clareos han desaparecido y ahora es cuestión de que el nuevo cabello fino vaya engrosando.

A partir del octavo mes, el cabello, más largo y más grueso, se parecerá muy mucho al que encontraremos al año. Momento en el que luciremos ya nuestra cabellera tal y como nos acompañará desde ese momento y en adelante. El pelo brotado será fuerte y sano, por lo que, por fin, estaremos en condiciones de hacer las paces con el espejo y recuperar la imagen que añorábamos y que nos llevó a Turquía doce meses atrás.

Como ven, se trata de un proceso largo, de un año de duración, que exige los máximos cuidados durante todo el período que va desde la intervención hasta ese año en el que podremos olvidar que nos sometimos a un injerto capilar en Turquía. Los resultados, de por vida, bien valen la espera.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]