Si en la última entrada publicada en este blog hablábamos de los tratamientos pre injertos capilares, en esta ocasión vamos a poner el acento en aquellos que realizaremos una vez la intervención quirúrgica se haya llevado a cabo. Porque no hay mejor manera de conseguir los mejores resultados que cuidando todo el proceso desde antes de entrar a quirófano y hasta los días posteriores a la operación.

Beneficios del tratamiento capilar post injerto

El principal tratamiento capilar post injerto, que tiene como objetivo ayudarnos a acelerar todo el proceso de trasplante de pelo, es el vinculado a la regeneración de los folículos.

Tratamientos de regeneración capilar:

Lo que se busca con este tipo de tratamientos una vez se ha ejecutado el trasplante capilar es conseguir una mayor y más veloz regeneración de todos y cada uno de los folículos pilosos injertados en nuestro cuero cabelludo.

Teniendo en cuenta que este ha sido sometido a una serie de incisiones, acelerar su regeneración puede ayudarnos a conseguir mejores resultados tras una cirugía de microinjerto o trasplante capilar.

Lo que se intenta a través de estos tratamientos es mantener a raya el proceso degenerativo que sufren los cabellos no injertados. Y es que resulta sumamente importante conservar el mayor tiempo y en el mejor estado los folículos que se conservamos en nuestro cuero cabelludo y mantener a raya la caída. Ya que a mayor superficie clareada, mayor número de injertos.

Para que los folículos sanos se regeneren es necesario llevar a cabo un cuidado exhaustivo del cabello desde el momento previo a la intervención quirúrgica. De ahí que los tratamientos de hidratación estén cobrando cada vez más importancia durante la fase pre injerto.

Algunos de los tratamientos más conocidos son el láser capilar, la diatermia y el ozono. Todos ellos están enfocados a activar las células capilares y el riego en la zona del cuero que se encarga de que arriben todos los nutrientes necesarios para mantener sanos a los folículos pilosos.

En definitiva, se trata de mantener en las mejores condiciones, durante todo el proceso de injerto, desde la previa y durante la fase posterior a la intervención, tanto la superficie como la zona interior del cuerpo cabelludo. Un cuerpo limpio, debidamente hidratado, con cierta elasticidad y con folículos regenerados ayuda de manera notable a la normalización del correcto estado de la zona de soporte de los folículos.

Dicho esto, lo recomendable es combinar los tratamientos pre injerto con los post injerto capilar para mantener el cuerpo cabelludo siempre en las condiciones idóneas para favorecer el desarrollo de una buena salud de nuestros folículos.

Como siempre solemos recordar a todos nuestros lectores, para cualquier duda o cuestión acerca de este o de otro tema relacionado con las intervenciones de injerto capilar, no duden en consultar sin ningún compromiso al equipo de profesionales de Capilclinic. Nuestro equipo de especialistas está esperando al otro lado para solventar cualquier pregunta ya sea a través del correo electrónico, el teléfono de atención al cliente o dejando un mensaje en las redes sociales.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]