Si bien habitualmente nos centramos en todo lo que tiene que ver con el trasplante capilar, hoy vamos a poner el foco en la previa a la intervención capilar.

Es por eso que en esta ocasión vamos a hablar de los tratamientos capilares pre injertos y de los beneficios que estos reportan a quienes se van a someter a un trasplante de folículos.

Beneficios del tratamiento pre injerto capilar

Si bien existen multitud de ellos, estos son los dos principales tratamientos previos a la intervención capilar:

Tratamientos de limpieza:

Estos tienen como fin conseguir llegar al momento de la intervención con la piel lo más sana posible y, por ende, mejor preparada para las incisiones de la aguja o el bisturí. Además, estos tratamientos también ayudan a una mejor cicatrización acelerando el proceso de recuperación de la cirugía.

Lo que se busca con estos es limpiar toda la superficie del cuero cabelludo llegando allí donde no puede hacerlo ningún champú. La limpieza se realiza tanto en la cara interna del cuerpo cabelludo como en aquella en contacto de los folículos pilosos.

Con ella logramos, por un lado, limpiar la grasa, la caspa seca y aquella adherida al folículo y, por otro, todas aquellas impurezas que se encuentren pegadas a nuestra piel. Para conseguirlo se dilatan los poros de la piel del cuero cabelludo.

Tratamientos de hidratación:

Estos tienen como fin conseguir que el cuero cabelludo sea más elástico y llegue en las mejores condiciones a los impactos que recibirá durante la cirugía. Y es que, cabe recordar, este recibirá el impacto de miles de micro incisiones que podemos atenuar de una manera notable hidratando la piel.

Estos tratamientos se llevan a cabo después de haberse sometido a un tratamiento de limpieza previo. Una vez el cuero cabelludo ha sido limpiado en profundidad se procede a la diatermia. Además, durante estos tratamientos también se realizan masajes capilares para atenuar la tensión capilar.

Dado que los folículos están sujetos a través de una estructura micro muscular, es beneficioso que esta llegue de la manera menos forzada posible al inicio de la cirugía.

Aunque existen distintos tipos de masajes para aliviar la tensión de los folículos, el más habitual se realiza colocando las llevas de los dedos de las dos manos separadas entre sí y masajeando sin friccionar ni presionar excesivamente el cuero cabelludo.

Si notamos que somos capaces de mover el cuero cabelludo del cráneo con facilidad, quiere decir que este no está sufriendo una tensión excesiva. Si de lo contrario ofrece resistencia es que el cuero cabelludo está en una situación de tensión.

Para cualquier duda o consulta sobre estos tratamientos o cualquier otro no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de alguno de los distintos medios de comunicación que ponemos a tu alcance y que puedes encontrar en esta misma página web.

Nuestro equipo de expertos estará encantado de solventar tus dudas y ofrecerte una explicación más detallada sobre todo lo relacionado con los tratamientos de injerto capilar.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]