La mayor parte de las personas cuenta en su cabellera con alrededor de cien mil cabellos. De todos estos, algo más de uno de cada diez se encuentra en la fase exógena, es decir, aquella en la que los folículos caen para dejar paso a los nuevos.

El problema viene cuando esos pelos que se caen de la cabeza no son sustituidos por unos nuevos como consecuencia un problema de alopecia que acaba con la vida ya no solo de nuestros cabellos, sino de las cuencas que los conectan a nuestro organismo y de las que deben alimentarse.

Esa es la razón por la que los expertos en caída capilar piden a quienes detectan en la almohada, en el peine o en la ducha que pierden más de entre 100 y 150 pelos al día, que revisen en primer lugar su alimentación, en segundo lugar sus niveles de estrés y en tercer lugar su salud capilar para empezar a tratar una caída anómala que, en la mayoría de los casos, desemboca en una alopecia.

Si bien cuando ce el pelo como consecuencia del estrés, de una medicación o de la falta de elementos nutricionales como el zinc, el hierro o determinadas vitaminas es relativamente sencillo recuperar el pelo en poco tiempo a través del inicio de tratamientos poco invasivos que se complementan con complementos vitamínicos y otras sustancias, cuando la alopecia toca a nuestra puerta la manera de acabar con ella solo es una una: el trasplante capilar.

Una intervención de lo más sencilla, que apenas se dilata durante unas pocas horas, que ha cambiado muchísimo en los últimos tiempos gracias al avance de la técnica en el campo de la cirugía capilar y de la especialización de expertos en injerto capilar que han llevado el trasplante de pelo a otro nivel, como demuestra la técnica de microinjerto FUE.

Un procedimiento que garantiza la recuperación del pelo en el cien por cien de los casos y que, gracias a algunos centros que trabajan con mucho volumen de pacientes como sucede en Turquía, están al alcance de todos los bolsillos cambiando la vida de millones de personas en todo el mundo cada año.

Porque es precisamente esta unión de avances técnicos, la aparición de centros especializados, de cirujanos expertos exclusivamente en trasplante de cabello y la apuesta por parte de grandes inversores de todo el mundo en la industria quirúrgica la que ha provocado que, hoy en día, casi todos conozcamos a alguien que ha viajado a Estambul o tenga previsto hacerlo en busca de recuperar el pelo perdido.

Recupera tu pelo para siempre

Un buen ejemplo de ello es Capilclinic, uno de los centros más reputados en todo el mundo gracias a su apuesta por la innovación tecnológica y por el talento, captando a los mejores especialistas del mundo. Clínica que no ha dejado de ver cómo aumentaban sus pacientes en los últimos años gracias a la fama labrada por un centro que cuenta con un 100% de efectividad en sus tratamientos de recuperación capilar para toda la vida.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]