La caída del cabello durante la quimioterapia es un hecho. Ocurre por igual en hombres y mujeres y esto es debido a la potencia de los medicamentos que se utilizan durante este tratamiento que atacan a las células cancerosas de crecimiento rápido afectándose también otras células de crecimiento rápido como son las encargadas del crecimiento del cabello.

La caída de cabello no solo se produce en el cuero cabelludo, sino que afecta a todo el cuerpo y no existe un tratamiento que pueda garantizar que no se te va a caer el pelo durante o tras la quimioterapia. Sin embargo, existen distintas formas de prevenir la caída durante las fases de mayor potencia como las siguientes:

Cómo paliar la caída del cabello

Son varios los artículos que hablan de la efectividad de los gorros de enfriamiento del cuero cabelludo (hipotermia del cuero cabelludo). Cada vez son más los centros que ofrecen a sus pacientes la posibilidad de colocarles un gorro ajustado con líquido helado para rebajar el flujo de la sangre que irriga el cuero cabelludo. Son varios los pacientes que han reportado una disminución de su caída durante los tratamientos gracias a estos gorros fríos. No obstante, cabe subrayar que algunos especialistas alertan de que su uso presenta un pequeño riesgo de que la enfermedad vuelva a aparecer posteriormente en el cuero cabelludo como consecuencia de la menor frecuencia de actuación en esta zona durante la quimioterapia. Los dolores de cabeza son otro posible efecto secundario.

Además de los gorro de enfriamiento también hay quienes han optado por realizarse tratamientos con Minoxidil (Rogaine), lo que no garantiza que ni antes, ni durante, ni después del inicio de la quimioterapia se vaya a prevenir la caída. No obstante, algunos pacientes han asegurado que, tras su uso, el pelo les ha crecido más rápido una vez abandonado el tratamiento, lo que por ahora no ha sido demostrado científicamente.

Antes del tratamiento

Si te vas a someter a un tratamiento de quimioterapia debes cuidar al máximo tu cabello. Abandonar los tintes, las permanentes y tratarlo con suavidad. No utilizar aparatos que emitan calor y realizar masajes en el cuero cabelludo para fortalecer el cabello y así poner trabas a la caída.

Durante el tratamiento

Una vez iniciado el tratamiento es muy importante cuidar el cabello que todavía mantenemos. Sigue las mismas estrategias que recomendábamos en la fase previa, recurre a peines o cepillos con cerdas blandas, lava el cabello solo cuando sea necesario y recurre a champús naturales sin siliconas ni parabenos. Si vas a exponer tu cabeza al sol utiliza protector solar o cubre la cabeza. Lo mismo con el frío fuerte.

Después del tratamiento

Una vez finalizado el tratamiento sigue mimando tu pelo. El cabello que volverá a brotar lo hará muy débil y eso significa que a la mínima caerá. Evita de nuevo el calor, los productos químicos, los aparatos que emiten calor y lavar en exceso tu cabeza. Sé paciente y este, si lo cuidas, volverá a crecer de nuevo.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]