Para mantener un cabello saludable y fortalecido, es muy importante “darle de comer” correctamente. Pues, tanto la salud capilar y la salud general, dependen de la dieta y la alimentación que llevamos. Cuando nuestro pelo no obtiene los nutrientes que necesita, se le hace imposible crecer y encontrarse en buen estado. Esto puede notarse con mucha facilidad cuando, sin razón aparente, la cabellera comienza a estar frágil, débil, opaca y se desprenden sus hebras. En este artículo nos gustaría hablar de la caída del cabello y obesidad, ¿cómo se relacionan?

La obesidad es una enfermedad conocida por aparecer cuando la alimentación no es precisamente balanceada. Para que nuestro cabello se mantenga en excelente estado, es importante ingerir una cantidad adecuada de vitaminas y proteínas. Mismas que se obtienen desde las frutas, las verduras, las legumbres, el pescado y la carne. Pero, las dietas poco equilibradas carecen de muchos nutrientes y aportan elementos excesivos como la grasa. Acompáñanos a descubrir, cómo el aumento de peso puede influir en la caída del cabello.

Te puede interesar: ¿Se puede reparar un injerto capilar?

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es una compleja patología, conocida porque quien la padece, cuenta con una cantidad de grasa corporal excesiva. Muchos asocian esta enfermedad con un exclusivo problema estético. Pero la realidad es que se trata de un serio problema de salud, que puede derivar en distintos padecimientos. Cómo diabetes, cáncer, enfermedades cardiacas, hipertensión y alopecia.

Las personas pueden tener dificultad para perder peso por diversas razones. Generalmente, la obesidad es un problema que aparece por múltiples factores. La herencia y desajustes fisiológicos, son la principal razón, combinados con una mala alimentación y la falta de ejercicios.

Este aumento de peso puede disminuir la calidad de vida de quien lo sufre. Con un peso excesivo, se vuelve difícil ejecutar actividades físicas que anteriormente se disfrutaban. Una persona obesa puede sentir vergüenza de salir en público, al no sentirse cómoda con su aspecto y por miedo a la discriminación.

Además de las enfermedades que puede provocar la obesidad, existen otros problemas relacionados con el peso, que afectan el bienestar:

  • Depresión
  • Vergüenza
  • Culpa
  • Aislamiento social
  • Peor rendimiento laboral

Afortunadamente, cuando se consigue perder una modesta cantidad de peso, se pueden evitar y mejorar muchos de los problemas de salud relacionados. Llevar una alimentación saludable, aumentar la cantidad de actividad física, mejorar la actitud en cuanto a la comida, puede ser de gran ayuda. La obesidad puede tratarse de muchas formas, para conseguir un mejor estado de salud.

¿Cómo se relacionan la obesidad y la caída del cabello?

Actualmente, se han estado realizando estudios en la Universidad Médica y Dental de Tokio, en Japón. Donde se busca descubrir, si la caída del cabello y la obesidad guardan algún tipo de relación.

El cabello, a lo largo de su ciclo de vida, pasa por distintas fases. Comprendidas por la fase anágena de crecimiento, la fase catágena de reposo y la fase telógena de caída. Para alcanzar la regeneración del pelo, es importante que las células madre de los folículos pilosos se renueven constantemente. Sin embargo, conforme pasan los años, la renovación de las células madres se vuelve más lenta. Afectando por ello, a los folículos pilosos y su fortaleza.

Lo que buscan averiguar los expertos de la UMDT en Japón, es si la obesidad, provocada o genética, puede causar este agotamiento celular. Y, por tanto, provocar la debilidad del cabello, haciendo que se desprenda con mucha más facilidad.

Experimentos con ratones buscan dar respuesta

Para hallar respuesta a estas interrogantes, los científicos han realizado diversos experimentos con ratones en sus laboratorios. Donde se pudo comprobar que las células madre de aquellos animales con obesidad, se encontraban afectadas. Al ser alimentados con una dieta alta en grasa, sus folículos comenzaban a debilitarse y su pelo iniciaba una rápida caída. Siendo los más afectados, los ratones de mayor edad.

De tal manera, se concluyó en esta investigación que, cuando se lleva una alimentación rica en grasas, es posible sufrir el debilitamiento capilar. En el tiempo de estudio, se pudo observar que, los ratones alimentados con dieta alta en grasa modificaban el estado de las células de su epidermis. Además, segregaban una mayor cantidad de sebo y se producía una menor cantidad de queratina. Como resultado, estos ratones mostraban una pérdida de pelo más rápida, debido a que sus folículos eran más pequeños.

Este nuevo estudio ha ofrecido interesantes respuestas y ha abierto muchas posibilidades de tratamiento para la caída del cabello. Basándose en el conocimiento del organismo y de los factores que pueden influir en la calvicie, como lo es, la obesidad.

 ¿Cómo combatir la caída del cabello por obesidad?

Lo principal para tratar la caída del cabello, es recibir un buen diagnóstico sobre esta afección. Para ello, se hace necesario acudir a un especialista cualificado. Quien, luego de realizar los estudios pertinentes, podrá identificar si la pérdida capilar es ocasionada por un problema de obesidad. A través de este diagnóstico, podrá establecerse el tratamiento más adecuado.

Lo principal será mejorar la alimentación y llevar una dieta equilibrada, baja en grasa. Esto con la finalidad de evitar las muchas patologías derivadas de este problema. Además, es necesario combatir el sedentarismo y aumentar el ejercicio físico acorde a la condición y la edad.

En cuanto al cabello, se puede combatir el daño a los folículos pilosos con diversos tratamientos. Entre los más efectivos destacan el Plasma Rico en Plaquetas, encargado de activar los folículos envejecidos para ayudarlos a reanudar su producción capilar. La mesoterapia capilar que aporta una potente nutrición a las células capilares, al infiltrar en el cuero cabelludo vitaminas, proteínas, minerales y ácido hialurónico. Ambos procedimientos sirven para mejorar la calidad de la cabellera y aumentar su resistencia.

En la consulta médica, el experto indicará el tratamiento que mejor se adapte al estado que posea el cuero cabelludo. La alopecia puede manifestarse de diferentes formas y en distintos grados. Puede ser temporal o definitiva, aguda o crónica. En pacientes que han perdido demasiado cabello al momento de considerar un tratamiento, además de las técnicas mencionadas, es posible considerar un injerto capilar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *