Cómo cuidar el pelo en las mujeres

Si quieres tener una melena sana, bonita e hidratada, debes seguir dos reglas. En primer lugar, cuando tu pelo esté mojado, no lo peines nunca. En segundo lugar, utiliza agua fría al lavarlo. Cuidar el cabello requiere un cuidado diario y preciso. Y es que se enfrenta a muchos factores externos durante el año. El sol y el mar son la pareja perfecta para el verano en España. El uso del secador y la plancha durante todo el año, las bajas temperaturas en invierno.

Los expertos de Vilanolabs pueden ayudarte a mantener la salud de tu cabello, sin dudas profesionales del área.

Nuestros consejos para cuidar el pelo en las mujeres

  • El agua fría da brillo al cabello. No tenemos que lavarnos el pelo con agua fría. Podemos empezar lavándolo con agua tibia, y luego hacer el último aclarado con agua más fría. De esta manera, conseguiremos que nuestro pelo esté más brillante. No te vayas a la cama con el pelo mojado. Si nos vamos a la cama con el pelo mojado, podemos dañar la capa externa del cuero cabelludo, provocando irritaciones que luego nos causan dolor.

Y resulta que este gesto, que hacemos por pereza, es muy malo para nuestro cabello y cuero cabelludo.

  • El pelo demasiado corto vuelve a crecer más rápido. Cortarte las puntas, así como las puntas, al menos cada dos meses ayuda a que el pelo crezca mucho más rápido. Verás, según los expertos, el pelo suele crecer una media de un centímetro al mes.
  • Lavarse el pelo todos los días no es malo. Todo depende de que utilices los productos adecuados para tu tipo de cabello. Hay muchos tipos de cabello, y no todos necesitan ser lavados con la misma frecuencia o intensidad. Debes elegir productos que se adapten a las necesidades de tu cabello y observar sus necesidades a la hora de lavarlo.
  • Lavarse el pelo no es bueno ni malo. Todos los cabellos deben lavarse cada X tiempo. Ningún cabello puede lucir hermoso y saludable si se lava con poca frecuencia.
  • Si se arranca un pelo, no crecerán más en su lugar. El pelo crece por una razón, arrancarlo no hace que crezca más pelo. Si quieres saber más sobre el mito «arrancar un pelo hará que crezcan más en su lugar», debes leer este artículo. ¡Rompemos un mito!
  • Cuando el cabello está húmedo, lo mejor es peinarlo. El mejor momento para peinarse es justo después de salir de la ducha. ¿Por qué? Muy sencillo, en ese momento, el pelo, que está mojado, es mucho más flexible y no nos hacemos tanto daño al tirar de él que cuando está seco.
  • Un cabello sano es una prioridad para la mayoría de las personas. Todos sabemos que la glándula sebácea y el folículo piloso están íntimamente relacionados, pero son dos fenómenos completamente diferentes. En otras palabras, si tienes caspa, no te preocupes. No afectará a la caída del cabello.

Otros consejos para cuidar de tu pelo

  • Lavarse el pelo no hace que se caiga. La caída del cabello comienza cuando el tallo capilar se daña o se rompe. Cada día, se pierden una media de 50 mechones de pelo sin ni siquiera darse cuenta. Al día siguiente vuelven a crecer en el mismo lugar, por lo que el número total de mechones sigue siendo el mismo.
  • Si te atas el pelo en un moño, podrías romperlo. Si tienes el pelo fino y lo recoges con una goma, puede romperse. La mejor manera de sujetarlo es con horquillas envueltas en tela, ya que no dañarán tu cabello de ninguna manera. ¡Unos consejos fáciles y sencillos que harán que tu pelo luzca sensacional!

Cepillar tu cabello en momentos estratégicos

Otra cosa que ayuda (y mucho) a mantener la salud de tu pelo es cepillarlo no sólo por la noche, sino antes de lavarlo. Así evitas que los enredos empeoren cuando está mojado, puedes deshacer nudos que podrían impedir que el champú penetre, y además facilitas el desenredado (precisamente cuando el pelo está mojado, se encuentra en su estado más débil y con mayor tendencia a enredarse).

De igual forma cuida la manera en que frotas tu pelo

En general, la gente cree que más espuma significa más poder de limpieza, pero esto no es cierto. La razón por la que es errónea e incluso contraproducente es porque «frotar el cuero cabelludo con fuerza activará las glándulas sebáceas y provocará un efecto rebote». No son los dedos los que limpian el pelo. El champú es lo que realmente lo limpia. «Lo que hacen los dedos es simplemente repartir el champú por el cuero cabelludo», explica el portavoz.

Por eso, la forma correcta de lavarse el pelo es aplicar el champú sólo en las raíces y no en la parte superior del cabello (un gesto que se hace a menudo). También es importante, antes de aplicar el champú, humedecer el cabello con agua tibia.

Usa un peine de púas anchas

Por eso, la forma correcta de lavarse el pelo es aplicar el champú sólo en las raíces y no en la parte superior del cabello (un gesto que se hace a menudo). También es importante, antes de aplicar el champú, humedecer el cabello con agua tibia. Por su parte, Eduardo Sánchez, de la Maison Eduardo Sánchez, recomienda los peines de púas anchas. «Empieza cepillando las puntas y sube hasta las raíces», explica Sánchez. Dice que hay que reservar el cepillo (mucho mejor si es de cerdas naturales).

Por último presta atención a tu champú

Otro error popular que podría estar perjudicando a tu cabello: cambiar de champú porque crees que el pelo se acostumbrará a él. María Castán, científica de Wella, explica que esta creencia de que el cabello se vuelve inmune a los beneficios de un champú concreto es errónea.

La verdad es que no hay ninguna prueba científica que demuestre esta creencia. Si hablamos desde un punto de vista biológico, el pelo (las fibras) no tienen vida, y por lo tanto, no duele al cortarlo, y por eso no es posible acostumbrarse a algo. Es sólo la percepción de cómo responde el cabello a un producto conocido o nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *