Pelo mojado domir

El cuidado del cabello es esencial. Aunque podamos pensar que el pelo es fuerte y resistente, la verdad es que hay condiciones que pueden volverlo muy frágil. Una de ellas es dormir con el cabello mojado. Por distintas razones, el pelo mojado se hace vulnerable y puede ocasionar serios problemas si no lo secamos antes de irnos a la cama. Si eres de las personas que se da una ducha antes de acostarse, para evitar el calor. Debes conocer las razones por las que no debes dormir con el pelo mojado.

Leer este artículo y enterarte del daño que puedes hacerle a tu pelo mojado al dormir, puede evitar males mayores. No dejes de leer la información que te suministramos. Conocer los riesgos del pelo mojado al dormir, es importante. Cómo lo es abandonar el hábito de hacerlo. Veamos por qué no dormir con el cabello mojado.

Por qué no es aconsejable dormir con el cabello mojado

Dormir con el pelo mojado puede traer una serie de consecuencias, nada agradable. Pero la más visible y que notarás mucho más rápido es la falta de vida del cabello. Tu pelo perderá luminosidad. Además que podrás observar que se debilita y pierde mucho de su volumen. Cuando esto sucede, no solo debes parar de dormir con el cabello mojado. Sino que tendrás que acudir a productos y tratamientos que fortalezcan el pelo y lo vuelvan saludable de nuevo.

Razones por las que no debes dormir con el pelo mojado

Estas son las razones por las que debes evitar dormir con el cabello mojado.

Aumenta la sensibilidad del pelo

Un cabello que se mantiene húmedo por mucho tiempo se va haciendo más sensible. El cabello tiene una propiedad denominada higroscópica. Esta permite que el pelo absorba la humedad del ambiente. El agua aumenta el tamaño de la cutícula del pelo al penetrar. Esto evita que se pueda compactar la proteína con los demás componentes del cabello. Lo que hace que los mismos se pierdan. El cabello mojado es más sensible a la manipulación.

El cuero cabelludo se inflama

La humedad causa inflamación en el cuero cabelludo. Si dejas humedad en tu cabello por mucho tiempo, ya sea porque lo envuelves en una toalla, lo recoges o duermes con el mojado, causarás inflamación. Esta inflamación provoca un escozor que te lleva a rascar tu cabeza. Al rascar en exceso puedes producir heridas que pueden infectarse y aumentar la picazón.

Mayor porosidad

Al hacerse más sensible el cabello aumenta la posibilidad de quebrarse, partirse o dañarse. Al ser más sensible el roce del pelo mojado con la almohada hace que la porosidad sea mayor. Debilitando aún más el cabello y pudiendo generar la pérdida del mismo.

Dolores de cabeza

Cuando duermes con el cabello mojado, cambias la temperatura del cuerpo. Esto puede ocasionarte dolores de cabeza. Se debe a que la sangre no circula de manera normal por tu cuero cabelludo. El dolor de cabeza puede aumentar si duermes con el cabello mojado, recogido o envuelto. Esto haría que la humedad se concentre y no deje secar el cabello durante toda la noche.

Genera caspa

En nuestra cabeza habita un hongo llamado Malassezia . Cuando te acuestas con el cabello mojado modificas la existencia de este hongo. Este se alimenta de los aceites grasos de los folículos capilares. Para poder renovar las células del cuero cabelludo. Al mantener la humedad, este hongo se reproduce de manera  más rápida. Lo que hace que sea mayor el recambio de células y esto genere la aparición de caspa.

Infecciones en el cuero cabelludo

El calor, la humedad y la oscuridad son un ambiente propicio para la formación de bacterias y hongos. Cuando te vas a la cama con el cabello mojado, estas propiciando justamente este ambiente. Cuando duermes con el cabello mojado, no hay aire que ayude a secarlo. Esto genera la aparición de infecciones cutáneas, que causan molestias y enfermedades serias que podrían incluso crear casos de alopecia.

Cabello enredado

El agua durante la noche se evapora, esto hace que el cabello se enrede. Al hacer fricción con la almohada se crean nudos en tu pelo. En la mañana al peinar tendrás que halar el cabello. Esto provoca que quiebres el pelo y que provoques la caída del mismo.

Problemas respiratorios

Al dormir con el pelo mojado haces que la temperatura corporal baje durante toda la noche. Al bajar la temperatura se debilita el sistema inmune. Haciéndote más propenso a alergias, resfriados, sinusitis y otros problemas respiratorios.

Dolor en los músculos

La temperatura también es la responsable de los dolores musculares. El frio que genera el cabello mojado puede afectar los músculos de cuello y hombros. Te despiertas adolorida y sientes la molestia a lo largo del día.

Aumento de la grasa en el pelo

El cabello húmedo por mucho tiempo forma mayor cantidad de grasa. Un cabello mojado al dormir, altera la producción de grasa, ya que compromete las glándulas sebáceas del cuero cabelludo. Un exceso de grasa además de dar aspecto de descuido a tu pelo, puede causar otros problemas capilares, como la seborrea.

Consejos para evitar padecer alguno de estos problemas

  • Seca tu pelo antes de acostarte.
  • No utilices el secador, déjalo secar al natural.
  • Frótalo con una toalla de manera suave y péinalo con un peine de dientes anchos.
  • No duermas con el cabello mojado o húmedo. Hacerlo de manera recurrente trae todo los problemas antes mencionados.
  • Lávalo durante el día y deja que el aire lo seque.
  • Si te duchas de noche, cubre el cabello con un gorro plástico.
  • Lava tu cabello con los productos adecuados para tu pelo.
  • Aleja los microbios de tu cabeza permitiendo que el aire penetre en él.
  • No recojas tu cabello húmedo para dormir. Además de aumentar las posibilidades de podrir tu cabello. Aumenta la posibilidad de hacerlo más fino, quebradizo y que aparezca la pérdida de la hebra.

Ya conoces las consecuencias. Evita dormir con el pelo mojado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *