La caída del cabello es una constante preocupación para los hombres. Esto no es algo nuevo, ocurre desde tiempos inmemorables. Se piensa de hecho que, en desde la antigüedad, los hombres han estado buscando una forma de mantener el pelo en su lugar. Gracias a esto, han surgido con el paso del tiempo, un sinfín de lociones, cremas, champús, entre otros productos que intentan parar la calvicie.

Estos productos no resultaban efectivos en un principio, por una simple razón. Y es que no se conocían los motivos por los que ocurría la pérdida capilar. La alopecia puede manifestarse por muchos factores, bien sean genéticos, hormonales, ambientales o conductuales. Por lo que la testosterona juega un papel fundamental en el buen funcionamiento de los ciclos capilares. A continuación explicamos detalladamente cuál es la relación de la testosterona y la calvicie.

La testosterona y su relación con la alopecia

La testosterona es por excelencia la hormona masculina. Hablamos de una hormona que secretan los testículos y que con la edad, sus valores comienzan a descender. Su existencia es fundamental para el desarrollo de los órganos sexuales masculinos. La testosterona es la responsable de hacer al varón con mayor masa muscular y vellosidad que las mujeres. Comenzando a influir en los chicos desde la pubertad.

Con el paso del tiempo, los niveles de testosterona pueden variar y comenzar a disminuir. Además, puede cambiar y convertirse en dihidrotestosterona. La también conocida como DHT es la responsable de que los folículos capilares se miniaturicen, llevando a la aparición de la alopecia.

¿Cómo influye la dihidrotestosterona en el cuero cabelludo?

Cuando la testosterona se transforma en dihidrotestosterona, los folículos capilares se atrofian. En consecuencia, la irrigación sanguínea hacia estos bulbos es menor, haciendo que el pelo se debilite y caiga.

La caída del cabello es un proceso completamente normal. A diario, un cuero cabelludo saludable puede llegar a perder hasta 100 hebras, las cuales comenzarán a crecer inmediatamente. Pero, cuando la dihidrotestosterona ataca a los folículos, el pelo surge débil y más fino. Este cabello acaba por caer y el folículo se cierra, impidiendo que otras hebras se desarrollen.

Sin embargo, esta no es la única razón que lleva al padecimiento de la alopecia. Otros factores que influyen en la pérdida del cabello pueden ser algunos hábitos de la persona. Como una alimentación deficiente, una higiene inadecuada, falta de nutrientes, exceso de estrés, uso de productos químicos, ciertos fármacos, entre otras cosas.

También te puede interesar: Fumar, ¿aumenta la caída del pelo?

¿Qué es la alopecia androgénica?

La alopecia androgénica es también conocida como calvicie común. Esto se debe a que es el tipo de caída del cabello más frecuente en los hombres. La cual afecta a más del 60% de los varones a lo largo de su vida. Esta caída de cabello tiene un origen genético y hormonal. Los hombres que manifiestan este tipo de alopecia, cuentan con algún antecedente familiar directo que ha padecido este trastorno capilar. Pero de no existir un familiar con la condición, no excluye a la persona de desarrollarla.

Esta calvicie se caracteriza por una sensibilidad de hormonas masculinas en áreas como la frontal, la superior y la coronilla. Estas hormonas llevan a la miniaturización folicular, haciendo que se vuelvan más finos. De no ofrecer un tratamiento a tiempo, estos folículos desaparecen por completo. Dicho problema suele comenzar en caballeros alrededor de los 20 y los 25 años, siendo a los 30 cuando más evidente resulta la afección.

Cuando un hombre padece alopecia androgénica, puede notar una pérdida del volumen capilar, que provoca claros en el cuero cabelludo. Las áreas que más afectadas se ven con frecuencia, son la parte frontal y la coronilla. También existen casos de pacientes que experimentan una caída capilar por toda el área superior de la cabeza. En sus inicios, los varones solo pueden notar el problema al tener el pelo húmedo o bajo una luz lo suficientemente intensa.

La alopecia androgénica se mide en 7 grados según la escala Norwood. Donde el 1 es una etapa leve y el 7 es el estado más avanzado. No todos los que padecen la condición experimentan un grado tan alto como el 7 de calvicie. Sin embargo, de no ofrecer un tratamiento en su etapa inicial, su evolución será mucho más veloz.

¿Existen tratamientos para frenar la caída del cabello?

Una preocupación constante de quienes padecen alopecia causada por la dihidrotestosterona, es la posibilidad de tratar su condición. Si existen tratamientos que ayuden con este problema. Lo principal, es intentar impedir que la testosterona se convierta en dihidrotestosterona en el cuero cabelludo. Evitarlo es posible, con fármacos como el Finasteride, que bloquea la enzima 5-alfa-reductasa.

También, teniendo en cuenta que la DHT evita que el fluido de sangre llegue adecuadamente al cuero cabelludo, favorecer la irrigación sanguínea ayuda a combatir la alopecia. Un medicamento como el Minoxidil o micro inyecciones de Plasma Rico en Plaquetas, son útiles para estimular la regeneración capilar.

En los casos donde el paciente ha sido tratado de forma tardía y su alopecia ha avanzado demasiado, el injerto capilar resultará ser la solución para revertir la caída del pelo permanente.

¿Puede influir el tratamiento contra la calvicie en la fertilidad masculina?

Uno de los medicamentos más indicados para combatir la calvicie, es el Finasteride. No obstante, este fármaco cuenta con efectos secundarios serios para un reducido grupo de hombres. Su fórmula puede llevar a problemas de eyaculación, haciéndola más líquida. Afectando también la líbido y provocando disfunción eréctil.

Teniendo en cuenta que, al momento de concebir a un hijo, la eyaculación debe ser óptima, esto puede suponer un problema. Sin embargo, cuando estos efectos adversos son detectados, lo ideal será consultar inmediatamente al médico tratante. Quien sabrá cuál será la mejor forma de actuar según el caso.

Estos efectos ocurren en un número muy reducido de pacientes. Con los años, diversos estudios han demostrado que el Finasteride no es responsable de esterilidad masculina. También se asegura que, luego de suspender su uso, estos efectos son reversibles. En cambio, se ha descubierto que el Finasteride tiene un efecto positivo en la prevención del cáncer de próstata.

Sin embargo, en caso de cualquier complicación, lo más recomendable siempre será acudir al profesional de la salud. Quien se encuentra facultado para tomar cualquier decisión sobre los medicamentos utilizados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.