El injerto capilar sin rapar la cabeza

Una de las preocupaciones para las personas que piensan hacerse un injerto capilar es tener que rapar toda la cabeza. Pensar en la calvicie total, durante el tiempo que el cabello vuela a crecer, no es algo que les resulte cómodo. El implante capilar es una solución definitiva. Hasta hace algún tiempo para realizarlo era necesario rasurar la cabeza. Afortunadamente los avances han hecho que esto ya no sea necesario.

Existen técnicas de implantación capilar que no necesitan rapar por completo. Métodos más modernos y avanzados que permiten rapar solo zonas. Las mismas pueden ser disimuladas con el cabello restante. En este artículo te hablaremos del injerto capilar sin rapar la cabeza.

¿Cómo se logra hacer un implante capilar sin rapar la cabeza?

Como ya dijimos antes, realizar un trasplante de pelo sin rapar la cabeza es posible gracias a las últimas técnicas. Los tricólogos han comenzado a usar procedimientos más avanzados y menos invasivos. A través de estos se obtienen los mismos resultados. El método es más rápido y no hay necesidad de rasurar toda la cabeza para llevarlo a cabo.

Los procedimientos usados para este fin son la Técnica FUE y La técnica DHI que se encuentra dentro de la técnica FUE. Veamos de qué trata cada una de ellas.

Técnica FUE

Su nombre significa Extracción de unidades foliculares. Se realiza con anestesia local y no es un método invasivo. Se extraen de la zona donante las unidades foliculares de forma directa y seleccionando las mejores. Esta extracción se hace una a una, conservándolas para luego implantarlas en el área receptora. Utilizando un punch y un bisturí de apenas un milímetro de grosor.

Ventajas del método FUE sin rapar la cabeza

Las ventajas del método FUE son diversas. Al ser un tratamiento poco invasivo, poco tiempo después el paciente disfrutará de una frondosa cabellera. Sin haber pasado por un proceso traumático. Conozcamos las ventajas de aplicar este método.

  • No se necesita rasurar la cabeza del paciente por completo.
  • Es un método poco invasivo.
  • Se realizan incisiones muy pequeñas.
  • El tricólogo puede elegir la angulación siguiendo el crecimiento y distancia del cabello. Esto permite un resultado muy natural.
  • Otras técnicas dejan una cicatriz lineal, que este método no deja.
  • El cabello crece con más rapidez que con otras técnicas.
  • La recuperación es corta, en 3 días el paciente puede regresar a su trabajo y retomar su cotidianidad.
  • Es una técnica que puede usarse en distintas zonas del cuerpo, como cejas y barba.
  • El implante no se nota, es 100% natural.

Cómo se realiza el procedimiento

El proceso inicia con una evaluación. En esta se decide si es posible la intervención y se conocen las expectativas del paciente. También el médico decide el diseño que realizará para conseguir un resultado natural.

El siguiente paso, ya en el quirófano es la aplicación de la anestesia local. Luego se procede a delimitar la zona donante. Este es el área donde se encuentran los cabellos que se injertarán en la parte afectada por la alopecia. Esta zona es segura porque carece de código genético que produce calvicie.

Utilizando el puch y los bisturíes,  se comienza a extraer los folículos, ayudándose con unas pinzas especiales. Al extraer las unidades foliculares, son sumergidas en una solución de Hyotermosol que ayuda a almacenarlas manteniendo la vida del folículo durante el tiempo que permanezca fuera del cuerpo.

Una vez se han extraído todos los folículos, se hacen las incisiones en la parte receptora. Las incisiones se hacen con hojas de zafiro de distintos tamaños para controlar densidad, profundidad y angulación del cabello injertado.

Al ser culminado este proceso se inicia la implantación. Se injerta cada unidad folicular por separado. Hasta culminar el implante.

Método DHI

La técnica DHI forma parte del método FUE. A través de ella puedes hacerte un trasplante de cabello sin perder el largo, ni rapar toda tu cabeza. Este método tiene la ventaja de que las zonas rapadas pueden ser disimuladas por el cabello restante. De esta manera el implante pasa desapercibido. No se rapa todo el cabello, pero si las áreas de donde se extraerán los folículos.

Ventajas

  • Logra pasar desapercibido. Las zonas rapadas pueden disimularse con el resto del cabello.
  • Sirve para redensificar el pelo. Se puede implantar folículos solo en las zonas donde hay claros.
  • Los cabellos más débiles no sufren daño con esta técnica. Se mantienen intactos y son reforzados por el cabello implantado.

Cómo se realiza el procedimiento

Esta es una técnica que forma parte del método FUE, pero utiliza aparatos distintos. Usando un implanter se extraen los folículos de la zona donante e inmediatamente son injertados en la zona receptora. La incisión se hace en ese preciso momento.

Se extrae la unidad folicular, se hace la incisión y se injerta el folículo en la zona receptora. No hay que conservar los folículos. Todo se hace al mismo tiempo. La zona donante se rapa, sin rapar el resto del cabello. Es una técnica muy popular por ser más rápida, menos invasiva y porque no es necesario rasurarse toda la cabeza para lograr llevarla a cabo.

Observaciones con respecto a este método

Al ser una técnica donde no se rapa toda la zona donadora, se debe tener en cuenta algunos detalles.

  • Las cirugías de DHI trasplantan menos unidades foliculares en cada intervención, que otros métodos.
  • Si la alopecia es avanzada, puede no ser el método más indicado.
  • El implanter realiza la incisión e injerto a la misma vez.

Post operatorio

  • Si el trabajo que realiza el paciente no incluye esfuerzo físico, carga de peso o uso de cascos de seguridad. Este podrá regresar a su labor el día siguiente. Si requiriera de algún esfuerzo deberá esperar al menos 4 días.
  • Se puede practicar deportes, luego del primer mes.
  • Después de la intervención el paciente puede necesitar antiinflamatorios y analgésicos.
  • Evitar el sudor excesivo la primera semana.
  • Durante los primeros 3 meses no usar maquinillas para cortar el cabello.
  • Dormir con collarín para evitar el roce, la semana siguiente a la intervención.

2 respuestas a «¿Cómo es el injerto capilar sin rapar la cabeza?»

  1. Hola. He estado en una 1@ visita y veo que es posible hacer la intervención sin rasurar la zona receptora.
    Lo he comentado pero no me lo han contemplado o recomendado, una cuestión importante para mi y para una posterior vuelta al trabajo y pasar desapercibido, dada mi profesión.
    Sería posible?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *