diagnóstico alopecia

Notar una caída del cabello anormal, puede ser un asunto de preocupación. Esto puede afectar la densidad, el volumen y el grosor del pelo, alterando también, la apariencia. Todo esto puede significar que se padece alopecia, pero la duda de si es o no calvicie se mantendrá hasta tener un diagnóstico específico. En este post hablaremos de las pruebas para diagnosticar la alopecia, realizadas por los expertos para descartar o confirmar esta condición y tratarla adecuadamente.

La alopecia es una patología que debe ser tratada por un profesional especializado en tricología. Este experto se apoyará en diversas técnicas y evaluaciones que le ayudarán a encontrar el origen de la pérdida de pelo de sus pacientes. En estas exploraciones podrá determinar si se trata de un problema transitorio o definitivo. Pudiendo entonces, abordar la situación de manera correcta, aplicando tratamientos específicos para ponerle fin.

Continúa leyendo y entérate de cuáles son las pruebas para diagnosticar la alopecia.

¿Cómo saber si es alopecia?

Al sufrir una pérdida de cabello excesiva, es normal sentir la duda de si nos encontramos realmente ante un problema que requiere tratamiento. Existen dos claves básicas para obtener esta respuesta. La primera de ellas es la prevención, acudiendo a un especialista desde que los primeros síntomas aparecen, sean o no de gravedad. La segunda será un correcto diagnóstico capilar individualizado, que permitirá establecer un buen tratamiento para devolver la salud a la cabellera, según cada caso.

Las causas que pueden provocar la pérdida de cabello o alopecia, son muy diversas. Puede tratarse de una simple caída de pelo estacional, como también generada por alteraciones hormonales o factores genéticos. La calvicie también puede manifestarse en personas con una alimentación deficiente. Ser causada por episodios de estrés, ansiedad o depresión. Entre otras situaciones que afectan directamente las funciones de los folículos pilosos, causando la caída del cabello.

Para dar una solución efectiva a cualquiera de estas causas, un tricólogo se encargará de realizar pruebas específicas. Puede solicitarlas previo a la consulta diagnóstica, para tener una idea clara de lo que sucede en el cuero cabelludo.

¿Qué es la consulta diagnóstica de alopecia?

La consulta diagnóstica se trata de una exploración física del cuero cabelludo y el pelo. En ella se realiza una inspección y palpación no instrumental, de toda la zona afectada. De esta manera es posible obtener información que pueda dar una idea sobre si se trata de una patología o no.

En la consulta diagnóstica se realiza una prueba de tracción a la melena. En ella se comprueba la facilidad de desprendimiento del pelo. Cada mechón del que se tira puede contener entre 25 y 50 cabellos y de desprenderse más de 3, puede tratarse de una caída aguda.

La exploración física del cuero cabelludo se encarga también de analizar la densidad de los folículos pilosos. Para ello se utiliza la técnica signo de Jaquet, que se realiza pellizcando el cuero cabelludo. Si el pliegue se forma con facilidad, quiere decir que no existen muchos folículos pilosos en la zona. En cambio, si cuesta para formar un pliegue, quiere decir que el cuero cabelludo está lleno de folículos pilosos.

Esta primera exploración manual, permite también analizar el estado en el que se encuentra el cuero cabelludo del paciente. Un especialista en tricología podrá identificar ciertas enfermedades, solo con observar el área capilar. Un simple vistazo podrá servir para diagnosticar patologías como dermatitis, psoriasis, esclerodermia, liquen, lupus eritematoso, entre otras. Es posible, además, estudiar la forma que tiene cada hebra, su textura, color y luminosidad para dar con alteraciones cosméticas.

Este profesional puede también analizar otros factores, como la paralización del crecimiento del pelo. Lo que puede deberse a alteraciones en la alimentación y el metabolismo. Encontrando problemas adyacentes como la anorexia o problemas psíquicos. Haciendo entonces que esta primera exploración sea muy importante. Tanto para diagnosticar el problema, como para encontrarle la solución más adecuada según su origen.

Otras pruebas para diagnosticar la alopecia

alopecia

Además de la exploración manual, el tricólogo requerirá otras evaluaciones instrumentales que le ayudarán a diagnosticar correctamente el problema de cada paciente. Estas son:

Tricograma

Para la realización de un Tricograma capilar, se utiliza un microscopio especial. Que permite el estudio de las raíces de un mechón de pelo del paciente, el cual contiene de 50 a 100 hebras. Debe ser arrancado por medio de una rápida tracción, para asegurar que el bulbo salga con ellas. Estos serán analizados para ver si son normales o distróficos, también permite saber en qué fase se encuentra el pelo (crecimiento, descanso o caída)-

Fototricograma

Tal examen se encarga de comparar, a través de fotografías, una zona del cuero cabelludo el día que es afeitado y días posteriores. Con el propósito de analizar el proceso de crecimiento capilar, determinando la proporción entre la fase de crecimiento (anágena) y caída (telógena) del paciente.

Análisis químico del cabello

El análisis químico ayuda a descubrir intoxicaciones accidentales o anomalías genéticas en el pelo. Determinando si estas pueden afectar a la salud capilar, causando la pérdida de hebras. En esta prueba se pueden encontrar algunos oligoelementos como el cobre, plomo, mercurio y arsénico.

Test Genético Capilar

El Test Genético Capilar es la prueba definitiva que permite saber si se padece un tipo de alopecia de origen hereditario. Resulta ser una herramienta eficaz para proporcionar al paciente un tratamiento preciso.

Hablamos de un método rápido, simple y libre de molestias.

  • Para realizarlo, se toma una muestra de ADN a través de la saliva, utilizando un bastoncillo.
  • Esta será analizada y los resultados serán entregados de 2 a 3 semanas después de su ejecución.
  • Permitiendo al especialista, diseñar un tratamiento adecuado, con las terapias y fármacos más convenientes, según sea el caso.

El Test Genético Capilar, indica al experto, cuál de los muchos tratamientos para la alopecia, puede ser el que brinde mejores resultados al paciente. En el mercado existe una amplia variedad de inhibidores de la proteína 5-alfa reductasa. Esta prueba ayuda a saber a cuál se puede tener más sensibilidad, cuál puede brindar una mejor respuesta y resultados contra la caída del cabello.

Siendo de las pruebas más recomendadas para personas con antecedentes familiares de alopecia. Pudiendo ayudar a prevenir la caída del cabello y retrasar el desarrollo de la calvicie, al ser detectada a tiempo.

Te puede interesar: Relación entre alopecia y circulación sanguínea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *