alopecia y circulación sanguínea

Mantener una excelente circulación sanguínea, ayuda a tener una buena salud. Si la circulación de la sangre no es correcta, comienzan a aparecer problemas en el organismo. Es por ello que existe una relación entre la alopecia y circulación sanguínea. El sistema circulatorio debe funcionar de manera eficaz para conservar una sana cabellera. Igualmente, para el correcto funcionamiento de otros órganos.

Si hasta ahora no lo habías notado, la alopecia y circulación sanguínea, guardan una muy importante relación. Si no quieres comenzar a ver caer tu pelo, es necesario estimular la circulación de la sangre. Hoy te vamos a contar sobre la relación existente entre la alopecia y la circulación sanguínea. Pero además hablaremos sobre todo lo que debes saber en cuanto a este tema. No dejes de leer y comienza a activar tu circulación, para evitar perder tu melena.

¿Qué es el sistema circulatorio?

El sistema circulatorio es el transporte por medio del cual se mueven dentro del organismo de todos los seres vivos hormonas, oxigeno, dióxido de carbono, nutrientes y otras sustancias. La sangre es una de esas sustancias que se mueve a través de él. En cada organismo vivo, el sistema circulatorio, funciona de manera distinta. Pero está presente en casi todos los vertebrados e invertebrados.

Es el sistema circulatorio quien se encarga a través del riego sanguíneo, de llevar la sangre por todo el cuerpo. Esto para aportar el oxigeno y los nutrientes necesarios a las células. De esto depende que el cuerpo pueda realizar o no, sus funciones. Se necesita de un sistema circulatorio que trabaje de manera perfecta. Para que cada órgano de nuestro cuerpo, pueda realizar su función correctamente.

Importancia de la circulación sanguínea

alopecia y circulación sanguínea

El sistema circulatorio de nuestro organismo debe funcionar eficazmente, es algo que nuestro cuerpo necesita. Los órganos gracias a esto se mantienen trabajando correctamente. Incluso, el ciclo del crecimiento del cabello, requiere de una excelente circulación de la sangre. Cuando esto no sucede, es cuando la alopecia y la circulación sanguínea se relacionan. Debido a que una mala circulación, debilita los folículos pilosos. Como consecuencia el cabello se cae y deja de crecer.

Con cada latido del corazón, el cuerpo recibe oxígeno. Con cada latido se envía oxigeno a las células. Una vez que la sangre oxigena las células regresa al corazón. De ahí es enviada a los pulmones para que vuelva a tomar oxigeno y repita el proceso. Además del oxígeno, la sangre a su vez transporta por todo nuestro cuerpo, nutrientes y hormonas. Todo esto para alimentar los huesos, órganos y músculos.

Este proceso ayuda a que todo nuestro organismo lleve a cabo sus funciones. Cada vez que este ciclo se cumple, la sangre absorbe los productos de desecho y los elimina. Si el flujo sanguíneo no es correcto o se reduce. Las células no reciben la cantidad de oxigeno necesario para que el cuerpo trabaje con normalidad.

Relación entre alopecia y circulación sanguínea

Entendiendo la importancia de la circulación sanguínea en nuestro cuerpo. Pasemos a explicar por qué hay una relación estrecha entre la alopecia y circulación sanguínea. Durante el trayecto en que la sangre oxigena nuestros órganos, existe un proceso denominado microcirculación. Es a través de él, que la sangre fluye hasta los folículos pilosos.

La microcirculación es el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos, inferiores a 50 micras. Es decir, a los vasos mas pequeños existentes en el sistema circulatorio. Este proceso oxigena y nutre las células del cuero cabelludo. También libera los desechos y alimenta los folículos pilosos.

Si existe una correcta circulación, el cuero cabelludo permanece nutrido y, por ende, los folículos pilosos están sanos y nutridos. Esto hace que el cabello crezca y se fortalezca, aumentando incluso su grosor.

Pero si esta microcirculación no trabaja correctamente, veremos un deterioro en la salud capilar. Al no recibir los nutrientes y oxigeno suficiente, los folículos no se alimentan adecuadamente. Entonces comienza la miniaturización, Haciendo que minimice su tamaño, desde la raíz. El cabello pierde vida, se hace frágil y débil. Terminando por desprenderse. Si no se pone solución pronta a la mala circulación sanguínea, la caída del pelo será excesiva y puede incluso no crecer nuevamente la hebra.

¿Qué causa la mala circulación sanguínea?

Las deficiencias en le riego sanguíneo, pueden ser causadas por distintas razones. Si te alimentas con exceso de grasa, por ejemplo, se pueden obstruir arterias y venas. De igual manera, un alto consumo de sal, puede contraer los vasos sanguíneos. El envejecimiento es también causa del deterioro del sistema circulatorio. De ahí que muchas personas mayores se quejen de problemas circulatorios.

A menor riego sanguíneo, menor aporte de oxigeno y nutrientes a los folículos pilosos. Esta es la relación entre alopecia y circulación sanguínea. Si el cuero cabelludo no se nutre, el cabello pierde su salud, se debilita y comienza a perderse. Cuando la microcirculación tiene problemas, es necesario, seguir algunas recomendaciones para activarla. Hay tratamientos capilares, ofrecidos por clínicas reconocidas, como Capilclinic. Que ayudan a activar la circulación, fortaleciendo el cabello y estimulando su crecimiento.

Soluciones para mejorar el flujo sanguíneo

Uno de los tratamientos más populares para reestablecer el funcionamiento del flujo sanguíneo, fortalecer y estimular el crecimiento capilar. Es el Plasma Rico en Plaquetas (PRP). Este tratamiento estimula la regeneración de los tejidos. Se extrae un poco de sangre del paciente, se centrifuga para separar y obtener el plasma y las plaquetas. El resultado es aplicado en el cuero cabelludo con microinyecciones. Este tratamiento aumenta la microcirculación sanguínea, ayuda en la absorción de oxígeno y nutrientes y fortalece el cabello.

También el uso del láser capilar, es una opción para lograr la activación del riego sanguíneo. Con este tratamiento se busca aumentar el microriego que debe circular cerca al folículo. La finalidad es evitar o prevenir la miniaturización del folículo. Estimulando su desarrollo. El láser actúa como vasodilatador, aumentando el tamaño y capacidad de los vasos sanguíneos. Logrando una mejor circulación de la sangre. Así como una mejor oxigenación y nutrición de los folículos.

Otra solución es la fototerapia capilar. Es un tratamiento que beneficia la parte externa del cuero cabelludo. Pero además estimula las células y elimina toxinas. Al eliminar las toxinas, el cabello no se debilita y por ende no se cae.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.