La calvicie es una condición que puede padecer cualquier persona, a cualquier edad y por motivos muy diversos. Las razones por las que puede ocurrir la caída del cabello son tantas, que los especialistas deben estudiar cada caso a fondo, para dar con el origen del problema. Al finalizar el verano, muchas personas comienzan a notar un desprendimiento capilar irregular. Razón por la que llegan a preguntarse: verano y calvicie, ¿tienen relación?

Es completamente normal que todo individuo pierda diariamente de 50 a 100 pelos. Es un proceso natural del cuero cabelludo que ocurre de manera imperceptible. No obstante, cuando esto comienza a notarse en la almohada, al lavar el cabello o peinarlo, puede ser que se trate de alopecia. ¿Tendrá el verano algo que ver en ello? En este post responderemos a esa pregunta. Pero para iniciar, es importante conocer las fases de crecimiento del pelo.

Te puede interesar: Consecuencias de un mal implante capilar

Fases del pelo

El pelo tiene un ciclo de vida que se desarrolla en tres etapas. Lo cual permite que cada hebra capilar se regenere, para mantener una melena saludable. Estas etapas son:

Fase anágena

En esta etapa, el cabello se mantiene en crecimiento. Cerca del 80% del pelo en el cuero cabelludo se mantiene en esta parte del ciclo, el cual puede durar de 2 a 7 años. La melena será cada vez más larga mientras el pelo se mantenga en esta etapa. Cada hebra crecerá aproximadamente 0,35 mm al día.

Fase catágena

Es una fase de reposo o transición. Al finalizar la fase anágena, el cuero cabelludo entra en fase catágena, en las siguientes 2 semanas, se encoge la raíz y el pelo paraliza su crecimiento. Son pocos los folículos pilosos que se mantienen en esta etapa al mismo tiempo.

La fase catágena se caracteriza por la desintegración de la cubierta de la raíz, llevándola a desaparecer. Al mismo tiempo, las células exteriores crean una funda que cubre la matriz germinal y las células de la papila dérmica. Provocando el acortamiento del folículo.

Fase telógena

Es la etapa final del ciclo de vida del pelo y dura aproximadamente 3 meses. En este momento, el cabello pierde su ajuste y se desprende del cuero cabelludo. Inmediatamente después, inicia el crecimiento de una nueva hebra, para dar comienzo a la fase anágena.

¿Por qué el pelo se cae más luego del verano?

Se ha demostrado científicamente, que en la época de verano, la mayoría del cabello se encuentra en fase telógena. Posteriormente, se desprende, entrando en fase anágena nuevamente.

Esto es conocido como una pérdida de pelo estacional. Conocido en la medicina como efluvio telógeno. Se caracteriza por una alteración en el ciclo de vida del pelo, llevando a que ocurra una caída inusual y alarmante de las hebras.

El efluvio telógeno se desarrolla por situaciones emocionales fuertes como el estrés o la ansiedad. También cuando se expone la melena a situaciones agresivas, como son:

  • Excesiva exposición al sol.
  • Químicos que se encuentran en las piscinas.
  • Sal del agua del mar.
  • Ambientes calurosos.
  • Ambientes muy húmedos.

Es posible que, en vez de ocurrir al finalizar el verano, la calvicie estacional ocurra desde el inicio, debido a una primavera muy cálida. Entonces, la pérdida del pelo ocurrirá desde el principio del verano, extendiéndose hasta el comienzo del otoño.

Si bien, el sol, el calor y los rayos UV excesivos de esta época del año, junto al cloro de la piscina, son terribles para el cabello, el agua del mar puede resultar muy perjudicial. Puede parecer completamente inofensiva, al tratarse de algo natural. Pero su alto contenido de sal, provoca daños a la melena.

Esta sal se acumula en la cutícula del pelo sin que se note, formando cristales dentro de ella y provocando fricción. Esta situación deshidrata y debilita el cabello, causando que se mantenga en fase telógena. Esta sal se encarga de absorber toda humedad de la melena, deshidratándola aún más.

La alimentación es otro factor que influye en la caída del pelo en el verano. Durante estos días, se descuida la alimentación. Es común que muchas personas se restrinjan en su forma de comer, para conseguir un cuerpo definido en las vacaciones.  Llegada esta época, comienzan los excesos y se deja de lado la buena alimentación, la cual es vital para mantener el cabello saludable.

¿Cómo evitar la caída del pelo tras el verano?

Puede resultar imposible evitar el daño que causan los factores anteriormente mencionados. Sin embargo, siguiendo algunos consejos, es posible disfrutar de unas excelentes vacaciones sin que la melena sufra las consecuencias.

Cortar regularmente el pelo

Es común escuchar a las personas decir, que para lograr el crecimiento del cabello, es necesario cortarlo. No se trata de un truco mágico. La realidad es que, al cortar las puntas regularmente, el pelo se mantiene saludable. Con esto, se retiran las partes dañadas de las hebras, y para mantenerlas siempre en óptimas condiciones, esta acción debe repetirse cada 2 o 3 meses.

Cuidados del cabello

Teniendo en cuenta que en verano, la mayoría de las personas se encuentra de vacaciones, prefieren la diversión, dejando de lado el cuidado del pelo. Entonces, los daños a la melena se acentúan, debido a la exposición solar. Por tal motivo, se debe mantener la atención a la cabellera en estos meses, lavándola frecuentemente, aplicando mascarillas, cortando y peinando correctamente.

Hidratación capilar

Como se ha explicado anteriormente, el agua salada forma cristales dañinos en las fibras del pelo, abriéndolas y haciendo que pierdan agua. Con esto, el cabello se mantiene deshidratado, por lo que es conveniente maximizar la aplicación de tratamientos de hidratación. Bien sea champú, acondicionador o mascarillas hidratantes.

Evitar la exposición a altas temperaturas

Bien sea el calor del sol o el generado por aparatos moldeadores del pelo, la exposición a altas temperaturas provoca que la melena y el cuero cabelludo se resequen. Por eso, es importante resguardar la zona de estos factores, con protectores térmicos que disminuyan el daño causado.

Utilizar productos acorde al tipo de pelo

El estado de la melena depende principalmente de los productos aplicados en ella en cualquier época del año. Actualmente existen diversos compuestos, especiales para cada tipo de cabello. Entonces, para mantener su cuidado, es necesario utilizar los que favorezcan las condiciones de la melena.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.