La calvicie es una condición que puede desarrollarse por muchos factores. Si comienzas a notar cada vez menos pelo en el cuero cabelludo o incluso otras zonas del cuerpo, puedes estar presentando una infección dental. Las caries tienen una estrecha relación con la aparición de la alopecia areata. Puede parecer imposible, puesto que los dientes y el cabello no parecen vincularse de ninguna forma. Pero a continuación conocerás de qué manera llegan a unirse.

La caída del cabello es un dolor de cabeza que muchas personas pueden padecer. La alopecia no solo afecta la apariencia, también es un claro signo de que otras cosas en el cuerpo no van bien. La salud bucodental es claro ejemplo de ello. Hoy en día existen investigaciones que afirman que las infecciones dentales pueden ser las principales causantes de la calvicie areata. Descubre qué es este tipo de alopecia, la importancia de un buen diagnóstico y los mejores tratamientos.

También te puede interesar: Fumar, ¿aumenta la caída del pelo?

¿Qué es la alopecia areata?

La alopecia areata es un tipo de calvicie provocado por una clase específica de dermatitis. La misma puede afectar al cuero cabelludo, la barba o las cejas. Hablamos de una respuesta autoinmune del cuerpo, que ataca directamente al folículo piloso hasta provocar la pérdida de sus hebras. Este tipo de alopecia no llega a destruir definitivamente los folículos, por lo que se considera transitoria.

Anteriormente se atribuía el desarrollo de alopecia areata a situaciones emocionales fuertes y a la genética. Sin embargo, en la actualidad, se ha descubierto que las infecciones dentales, como las caries, se relacionan con esta patología.

¿Son las caries el origen de la alopecia areata?

Para entender cómo se relacionan ambas complicaciones, es importante conocer cómo actúa el cuerpo ante una infección.

Al desarrollar una infección dental como las caries, nuestros glóbulos blancos comenzarán a combatir tal proceso, en busca de sanear el diente. Esto lleva a una multiplicación de leucocitos. Tales glóbulos blancos, al ser demasiados, no se mantienen en su totalidad en el lugar del problema. En cambio, se trasportan hacia otros tejidos, atacando erróneamente zonas que se encuentran saludables, como los folículos pilosos, causando la pérdida de pelo.

Por lo general, las muelas del juicio o cordales, tienden a brotar de manera inadecuada. Estas pueden quedar enterradas en los maxilares, significando para muchos un alivio. Cuando estas muelas no surgen, pueden evitarse dolores e inflamaciones. Pero pueden mantenerse presionando las estructuras adyacentes, afectando huesos, nervios y raíces. Con el tiempo, la presión o movimiento puede llevar a fracturas, que provocarán en muchos casos, una infección.

Las caries aparecen en dientes cuya higiene es deficiente. La acumulación de alimentos se convierte en residuos contaminantes que poco a poco destruyen la estructura dental. En fracturas se desarrollan con mayor facilidad, puesto que en estas zonas resulta dificultoso eliminar la suciedad. Nuestro cuerpo intentará combatir la infección y la posibilidad de que los glóbulos blancos se desvíen, aumenta mientras más caries se posean.

¿De qué trata el estudio que relaciona la alopecia con las caries?

Se trata de una investigación realizada en la Universidad de Granada, en el departamento de Estomatología de la misma. En ella se buscaba el origen de la alopecia areata, descubriendo que la mayoría de pacientes con pérdida de pelo, presentaban infección dental. Estableciendo entonces la importancia de acudir al dentista ante los primeros síntomas de calvicie.

No siempre llegan a coincidir, pero en el estudio de esta universidad, se comprobó también, que muchas de las zonas que comenzaban a perder el cabello, se encontraban del mismo lado que la caries. Estas se presentaban particularmente en los dientes maxilares, justo encima de la comisura de los labios, trazando una línea a lo largo hacia el cuero cabelludo, la barba o las cejas.

¿Por qué es importante acudir al médico para evitar la calvicie por caries?

La alopecia areata es conocida como un tipo de calvicie reversible. Sin embargo, podría convertirse en una pérdida de cabello permanente cuando no es tratada a tiempo. Los pacientes que presentan calvicie areata ven sus folículos pilosos afectados por una marcada disminución de la producción capilar. Pudiendo volver a producir pelo al recibir la atención adecuada. No obstante, este nuevo cabello no se recuperará tan rápido como un dentista podrá erradicar la infección.

La regeneración del folículo puede tardar mucho tiempo, afectando en muchos casos, la calidad del cabello nuevo. Siendo entonces necesario y muy importante, ponerse en manos de los mejores especialistas. Dado que si se aplica un tratamiento tardío, donde el cuero cabelludo se encuentre demasiado deteriorado, la calvicie puede ser irreversible. Cerca de un 5% de casos de alopecia areata se transforma en universal, debido a la falta de atención de las caries.

¿Cómo tratar la pérdida de pelo relacionada a las caries?

Ya hemos establecido que la alopecia areata puede desarrollarse por una infección dental. Sin embargo, muchos pacientes evitan acudir al dentista si no presentan molestias bucodentales. Lo más recomendable, aunque no se padezca algún tipo de dolor en los dientes, es visitar a un especialista en odontología regularmente. Recordemos que al tratar las caries a tiempo, las posibilidades que una alopecia areata se transforme en universal, disminuyen.

Por otra parte, cuando se atiende una infección dental de manera tardía, los glóbulos blancos se multiplicarán de manera excesiva. Esto puede causar daño importante en los folículos pilosos, provocando que la calvicie se vuelva permanente.

Los pacientes con pérdida de pelo por infección dental, pueden ver su apariencia alterada. Atender el problema les ayudará a recuperar la salud de su cuero cabelludo y autoestima. Siendo cada vez más las personas remitidas del dermatólogo a odontólogos para iniciar su sanación desde la dentadura.

Existen excelentes tratamientos para la alopecia areata. En ellos destaca la administración de Minoxidil para propiciar el crecimiento del pelo. También se realiza la inmunoterapia, donde se utiliza el propio sistema inmune del paciente para combatir enfermedades. Cualquiera de estas técnicas debe ser acompañada de un procedimiento dental en el que se eliminen las caries. Ya que al poner fin a la infección, los folículos podrán volver a su actividad normal exitosamente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.