¿Has comenzado a notar que cada día más cabellos aparecen en la almohada, el cepillo y la ducha? Es posible que esta situación te genere angustia, pensando que se trata de un caso de alopecia. La también llamada calvicie, es conocida por provocar una pérdida capilar irreversible. Sin embargo, no en todos los casos es así, ni todo lo que se escucha popularmente, genera este problema. A continuación aclararemos los mitos y verdades sobre la caída del cabello.

Es posible que con la llegada del otoño, la preocupación por la pérdida de pelo aumente. Y es que en esta época del año, es normal que se perciba una mayor caída capilar. No obstante, la calvicie estacional no es la única razón que lleva a perder cada vez más hebras. Otros factores como la genética, hormonas y fármacos pueden influir negativamente en la fortaleza capilar. En este post sabrás lo que es real y lo que no, cuando a caída del cabello se refiere.

Quizá te puede interesar: Alopecia en niños ¿es posible?

¿Por qué ocurre la caída del cabello?

Una de las principales razones por las que ocurre la caída del cabello, es debido al efluvio telógeno, que se hace más intenso en primavera y otoño. La razón de esta caída estacional no se encuentra totalmente clara. Se piensa que es debido al cambio de luz natural, que altera el funcionamiento de diversas partes del cuerpo. Uno de los sistemas más afectados, es el ritmo de crecimiento capilar.

Las alteraciones capilares que llevan a la caída del pelo, tienen otros orígenes. El estrés es otra de las causas más comunes de este problema. Seguido muy de cerca por las alteraciones hormonales, como disfuncionalidad de la tiroides, postparto y menopausia. También ocurre por ciertas enfermedades o déficit nutricional. Por tratamientos farmacológicos como quimioterapia y radioterapia. Entre otros tipos de caída de cabello que pueden manifestarse.

La alopecia androgénica es la más común de todas. Se trata de una alteración en los niveles de andrógenos en la sangre, como también, de una sensibilidad a los receptores de los mismos. Su origen es genético, por lo que resulta difícil evitar su aparición. Afecta a más del 50% de la población mundial y se considera irreversible.

¿Cuáles son las fases de crecimiento capilar?

  • Fase anágena: fase de crecimiento, donde el pelo crece 1 cm al mes durante 3 a 7 años.
  • Fase catágena: fase de descanso en la que el cabello para de crecer por 3 semanas.
  • Fase telógena: fase de caída, momento en el que el pelo se desprende y se pierde, lo que puede durar hasta 4 meses.

Mitos y verdades sobre la caída del cabello

Usar champú frecuentemente causa la caída del cabello

FALSO. Del mismo modo que la piel no se cae a trozos al ducharse frecuentemente, el pelo tampoco caerá por lavarlo demasiado. Lo que si puede ocurrir, es que el cabello se reseque y el cuero cabelludo pierda su capacidad de producir el sebo necesario.

El exceso de grasa provoca la caída del cabello

VERDADERO. El cabello graso evita el buen desarrollo de los folículos, debilitando sus funciones. Debido al exceso de sebo, se puede desarrollar dermatitis seborreica y causar o agravar la alopecia.

Si el padre es calvo, el hijo también lo será

VERDADERO. Los hijos de padres con alopecia androgénica tienen una muy alta probabilidad de desarrollar esta condición, debido a su naturaleza genética.

El sol en exceso propicia la caída del cabello

FALSO. La salud de los folículos y la fortaleza capilar, no se ven afectadas por el sol. Pero los rayos ultravioletas sí que pueden ser nocivos para la melena en otros aspectos. El cáncer de la piel, por ejemplo, tiene una muy estrecha relación con la radiación.

Cortar el pelo con frecuencia lo fortalece

FALSO. Es una de las creencias populares más escuchadas. No es como si cortar el pelo le brinde una capa protectora al cuero cabelludo que evite su caída. Con esto, solo se consigue sanear la melena y una cabellera saludable, tiene un mejor crecimiento.

El cigarrillo y el alcohol son nocivos para el cabello

VERDADERO. Tanto para el cabello como para el resto del organismo. Estos vicios, además de alterar funciones vitales de nuestro cuerpo, pueden llevarnos a grandes deficiencias nutricionales. Esto provocará una mala gestión folicular, lo que llevará a que el pelo se pierda fácilmente.

La alopecia androgénica es irreversible

VERDADERO/FALSO. La caída del cabello por alopecia androgénica, tiende a ser definitiva. Los folículos en estos casos, pierden la capacidad de volver a producir pelo de forma natural. Sin embargo, gracias a los avances de la medicina, el injerto capilar hoy en día hace que este problema sea completamente reversible de forma asistida.

Las gorras y sombreros ahogan al folículo piloso

FALSO. Los folículos pilosos no tienen un sistema respiratorio para tomar oxigeno del exterior. El oxígeno obtenido por estos bulbos viene del torrente sanguíneo. Por lo que resulta ilógico pensar que las gorras o sombreros podrían afectar la fortaleza capilar.

Las ceras, tintes, secadores y planchas hacen caer el pelo

FALSO. Ninguno de estos elementos altera el funcionamiento de los folículos, por lo que no son culpables de la caída. Lo que puede ocurrir al ser utilizados muy frecuentemente, es que el pelo se reseque o se queme demasiado.

Los esteroides anabólicos conducen a calvicie

VERDADERO. Los esteroides anabólicos son sustancias artificiales que funcionan de forma parecida a las hormonas masculinas. Pueden ayudar a incrementar la fuerza y obtener una mayor masa muscular. Sin embargo, tienen efectos secundarios graves, que alteran los testículos, el pecho, el corazón, el sistema inmunitario y el cuero cabelludo del hombre.

La abstinencia sexual evita la caída del cabello

FALSO. No existe lógica que pueda explicar este mito. Las relaciones sexuales no se relacionan de ninguna manera con el funcionamiento de los folículos pilosos. Por lo que dejar de practicarlas, no tendrá ningún beneficio para el cuero cabelludo.

Los disgustos pueden acelerar la calvicie

VERDADERO. Las alteraciones emocionales suelen ser grandes desencadenantes para la calvicie temporal. El efluvio telógeno es un tipo de caída del cabello muy alarmante, que se desarrolla principalmente por el estrés.

El agua caliente hace caer el cabello

FALSO. La temperatura del agua no repercute en la salud de los folículos pilosos. Lo que si debemos tener en cuenta, es que el agua caliente actúa de forma negativa en las hebras capilares, abriendo sus capas. Caso contrario al agua fría, que sella las cutículas del pelo, ayudando a retener la humedad, para conservar así su hidratación y brillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.