Las enfermedades en los niños son un asunto común para los padres y los médicos. A las consultas llegan diferentes casos con complicaciones de todo tipo, incluyendo aquellas relacionadas con el cuero cabelludo. La alopecia en niños es más común de lo que podemos imaginar. Se trata de una afección alarmante, en la que el pelo se cae, dejando claros en la cabeza. En este post hablaremos sobre la posibilidad de que un infante pueda presentar cuadros de calvicie.

Es importante saber que, cuando hablamos de una calvicie infantil, en la mayoría de casos se trata de algo temporal. Un alto porcentaje de niños afectados, presenta una caída del cabello no cicatricial. Siendo posible brindar una solución efectiva, para ayudar a que el pelo vuelva a crecer de forma normal.

Sin embargo, a pesar de tratarse casi en todo momento de una situación reversible, no deja de ser un motivo de preocupación. Cuando el pelo se cae, existe una gran posibilidad de que el organismo presente un problema mayor. A lo largo de este artículo hablaremos sobre los tipos de alopecia que pueden presentar los niños, sus orígenes y tratamientos.

Te puede interesar: ¿Se puede frenar la alopecia juvenil?

¿Qué es la alopecia en niños?

Al hablar de alopecia, siempre la relacionamos a hombres adultos, estamos ante una condición que pueden padecer mujeres y niños también. Se trata de una reducción de la densidad capilar, relacionada a la pérdida de cabello. Misma que puede ocurrir como una condición genética o adquirida. La caída del pelo infantil puede ser también cicatricial o no cicatricial, con daño irreversible hacia el folículo piloso o simplemente un tipo de desprendimiento capilar pasajero.

Tipos de alopecia en niños y sus causas

No en todos los casos donde los niños pierden el cabello, nos encontramos ante un problema de alopecia. Existen situaciones fisiológicas o estacionales que pueden ser la razón de ello. A continuación presentamos los tipos de alopecias y demás motivos relacionados al desprendimiento capilar infantil:

Tinea capitis

Conocida popularmente como tiña del cuero cabelludo. Se trata de una pérdida de cabello en forma redonda u ovalada en la cabeza del niño. Cuando se padece, el pelo tiende a quebrarse y dejar manchas oscuras en el cuero cabelludo. Es una infección fúngica bastante contagiosa.

Alopecia areata

La alopecia areata es un tipo de calvicie que puede aparecer por diversas razones, pero comúnmente se trata de una respuesta inmunológica. La misma se caracteriza por una paralización abrupta de los folículos pilosos en la producción del pelo. Alterando la apariencia de diferentes áreas de la cabeza, al quedar calvas. En los niños, por lo general aparece en la zona temporal y occipital, incluso afectando todo el cuero cabelludo en casos graves.

Alopecia traumática

Es también llamada alopecia por tracción. Se trata de una pérdida de cabello causada por el desprendimiento de las hebras al llevar peinados muy apretados.

Tricotilomanía

La Tricotilomanía es un trastorno estrechamente vinculado a la ansiedad. Consiste en la necesidad compulsiva de arrancar el pelo de su raíz. Es muy frecuente en los niños y adolescentes.

Alopecia occipital

Es un tipo de alopecia común en bebés que se encuentran experimentando por primera vez sus ciclos de vida del pelo. Muchos recién nacidos presentan poco cabello y hacia sus tres meses, los folículos pilosos de la zona occipital entran en fase telógena (caída del pelo natural) haciendo que el cuero cabelludo se nota despoblado.

Efluvio telógeno

El efluvio telógeno es una condición que se desencadena por estrés. Bien sea una lesión de gravedad, reacción a algún medicamento, cirugía, fiebre alta, problemas en casa o la muerte de un familiar. Esto altera el ciclo de crecimiento del pelo, haciendo que los folículos pilosos detengan su producción y desprendan las hebras. Lo que puede causar una calvicie parcial o total a los niños. Pero, una vez superado el detonante, la cabellera volverá a crecer con normalidad.

Deficiencia nutricional

En los niños, la deficiencia nutricional es la causa menos frecuente de una alopecia. Sin embargo, al llevar una dieta baja o carente de zinc o biotina, pero rica en vitamina A, la caída del cabello no se hace esperar.

Problemas endocrinos

El hipotiroidismo es una afección de la glándula tiroides, que la lleva a trabajar de forma lenta, evitando así la suficiente producción de hormonas metabólicas. Esta condición puede presentarse en los niños, provocando la caída del cabello.

Otras causas

  • Fricción con el colchón de la cuna o asientos para bebés.
  • Uso excesivo de colas, ganchos y trenzas ajustadas en las niñas.
  • Cepillado brusco del cabello.

¿La alopecia en niños tiene solución?

Del mismo modo que ocurre con los adultos, esto dependerá del tipo de alopecia que se tenga. Todas las calvicies existentes, se dividen en dos tipos:

  • Cicatriciales: en este tipo de alopecia, existe una destrucción total de los folículos pilosos. Haciendo entonces imposible que se pueda volver a producir cabello. Por lo que estas condiciones son consideradas como permanentes.
  • No cicatriciales: A diferencia de las anteriores, todas las calvicies de este tipo tienen solución. Los folículos pilosos no pierden su capacidad de producción, simplemente se encuentran en un estado donde no pueden hacerlo. Estimularlos es la manera en la que se puede recuperar el cabello. Existen casos en las que solo será necesario dejar correr el tiempo, mientras que otros ameritarán tratamientos, cambios de hábitos, entre otras cosas.

Muchos padres encuentran la tranquilidad al saber que, en los casos de alopecia de niños y adolescentes, la mayoría son no cicatriciales. Así que, normalmente existe la posibilidad de que el problema se resuelva y el pelo crezca nuevamente.

Un buen diagnóstico, esencial para brindar el tratamiento correcto

Si bien es cierto que el 90% de los casos de alopecia en los niños son reversibles. Pero, es importante ofrecer el mejor tratamiento para conseguir que el pelo vuelva a crecer.

La caída del cabello en los niños puede ocurrir por todas las situaciones antes expuestas. Bien sea por una situación fisiológica o por motivos externos. Es importante contar con un diagnóstico preciso, en el que se evalúe al paciente a profundidad hasta dar con las posibles causas. Es necesario atender esta situación a tiempo, para evitar consecuencias permanentes. Como también, alteraciones al autoestima de los niños.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.