El número de personas que apuestan por los implantes capilares no deja de crecer en todo el mundo. Uno de los países líderes en los que los trasplantes de pelo tienen más éxito entre su población es España. Los motivos por lo que esto es así, como vamos a ver, son varios.

España, a la cabeza mundial en trasplantes de pelo

El primero de ellos tiene que ver con la tasa de calvicie española. España es, con un 42% de afectados, el país con mayor número de alopécicos, solo superado por la República Checa, donde el 43% de los hombres sufre, ha sufrido o sufrirá pérdida del cabello.

El segundo tiene que ver con la mejora de las técnicas de trasplante capilar que se han producido en los últimos años asegurando resultados de por vida por un precio realmente asequible para la gran mayoría de bolsillos patrios en una inversión que cambia la vida de quienes recurren a ella.

El tercero tiene que ver con ese bajo coste que tienen las implantaciones de cabellos, sobre todo de la mano de las grandes clínicas turcas, donde gracias a las subvenciones estatales y al buen hacer del sector médico en el país otomano han conseguido que Turquía sea sinónimo de injertos capilares de calidad y a buen precio. En este sentido cabe destacar la importancia de asegurarse de que las clínicas que se visitan cuenten con todos los certificados que garanticen que están capacitados para llevar a cabo los tratamientos que ofertan con las máximas garantías.

En este sentido, cabe subrayar el nivel de especialización de los expertos en trasplantes de pelo, ya que de un tiempo a esta parte, y a diferencia de lo que venía sucediendo desde que comenzasen a practicarse tratamientos de recuperación capilar, solo se llevan a cabo por auténticos especialistas que se dedican únicamente a realizar implantes capilares.

No hay que obviar tampoco, el hecho de que distintas personalidades como Rafael Nada, Iker Casillas, Bono, Joaquín Prat o Hilario Pino, entre muchos otros, hayan experimentado un excelente cambio de imagen tras someterse a un injerto capilar que ha conseguido repoblar unas cabelleras que, en algunos casos, estaban completamente calvas. Sus cambios radicales han provocado que el trasplantes capilar se haya convertido en un tema recurrente en la calle, muy especialmente entre aquellos que ven cómo cada vez tienen menos pelo en su cuero cabelludo.

Como si se tratase de un efecto dominó, por todo lo mencionado anteriormente, se han ido multiplicando las clínicas especializadas en trasplantes capilares, aumentando considerablemente la oferta y consiguiendo una reducción de precio notable que han provocado que el boca a boca haga su trabajo a la hora de difundir las bondades de los actuales tratamientos de injerto de cabellos.

Estas son solo algunas de las razones por las que cada vez más españoles están apostando por dejar atrás la calvicie y recupera su cabellera sabedores de que, en muy poco tiempo y a un precio muy bajo, es posible recuperar aquella imagen que perdieron hace unos cuantos años atrás.

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]