alimentos que causan caída del cabello

Tener malos hábitos representa una complicación para la salud. Cuando no nos encontramos bien desde dentro, nuestro cuerpo lo refleja en el exterior. El cabello es uno de los elementos externos que nos da una idea de cuán saludable nos encontramos. Si bien los problemas capilares pueden ser causados por muchas razones, una mala alimentación es de las principales responsables en provocar complicaciones como la caída del cabello.

Mantener una dieta rica en azúcares y grasas, no resulta beneficioso para el organismo. Llevar una alimentación poco equilibrada, representa un importante déficit en los nutrientes más importantes para la salud. Si estás pasando por un periodo de pérdida capilar, es posible que se deba al consumo de alimentos poco favorables para el pelo. Es importante buscar una solución a ello y por eso, hemos decidido darte a conocer los alimentos que causan la caída del cabello.

¿Qué relación guarda la alimentación con la caída del cabello?

El correcto funcionamiento de todo nuestro organismo depende de una alimentación rica en nutrientes, variada y saludable. Los folículos pilosos son los encargados de formar el pelo que conforma nuestra melena. Estos dependen de una buena alimentación para realizar su trabajo correctamente.

El cabello amerita una buena oxigenación y nutrición para producir queratina, proteína que le da forma. Esto es posible gracias al consumo de diferentes vitaminas, minerales, oligoelementos, entre otros.

Cuando los nutrientes esenciales no son recibidos completamente por el cuerpo, el funcionamiento de nuestros sistemas no es óptimo. El pelo no escapa de ello, este puede perder calidad, grosor, vitalidad e incluso, sufrir algún tipo de alopecia o calvicie. La caída del cabello que más se desarrolla por una alimentación deficiente, es el efluvio telógeno. Trata de un mal desarrollo del ciclo de crecimiento capilar, haciendo que el pelo caiga de forma prematura.

Alimentos que provocan caída del cabello

Azúcar

El azúcar es el enemigo de la melena, siendo causante de alopecia tanto en hombres como en mujeres. Cuando se consume en exceso, resulta difícil manejar el estrés, llevando a la reducción de ciertas hormonas y proteínas, necesarias para tener un cabello fortalecido. Esta se presenta tanto en las golosinas como en productos ricos en carbohidratos. Se debe evitar el alto consumo de pasteles, galletas, pan, entre otros. Pues impiden la absorción correcta de nutrientes.

Embutidos y grasas

La regeneración capilar puede verse gravemente afectada por alimentos con alto contenido de grasas. La comida frita o chatarra está relacionada con el incremento de la testosterona, lo que puede causar una caída prematura. Además, no solo hace que el cabello se pierda, también causa una mayor producción de sebo en el cuero cabelludo y altera la circulación sanguínea hacia los folículos pilosos.

Pescados y mariscos crudos

Los productos del mar en estado crudo están compuestos por altos índices de mercurio. Cuando se ingiere en grandes cantidades, resulta imposible lucir un pelo sano. Este metal es conocido por provocar la caída del cabello.

Alcohol

Al consumir alcohol de forma desmedida, el cuerpo comienza a presentar alteraciones. Este evita que ciertos minerales, como el zinc, se absorban adecuadamente. Además, el alcohol lleva al organismo a un estado de deshidratación. Problemas que se instalan también en el cuero cabelludo, haciendo que la melena se debilite, sea quebradiza y aumente la caída del cabello.

Refrescos

Aunque los refrescos prometan ser productos light, libres de azúcar, son igual de perjudiciales para el cabello que un refresco común. El aspartamo es un edulcorante artificial que se encuentra en refrescos ligeros y la realidad, es que hacen que el pelo se caiga con mayor facilidad. No se debe abusar del consumo de estas bebidas, pues muchas de ellas contienen cafeína, que genera también deshidratación.

Sodio

Al igual que con los demás alimentos, el consumo excesivo de productos con sodio dificulta el fortalecimiento capilar. Los alimentos con demasiada sal pueden, en cambio, resecar el cabello, disminuir su volumen, paralizar su crecimiento y provocar su pérdida.

Deficiencias nutricionales que provocan caída del cabello

  • Déficit de hierro: el hierro forma parte de la hemoglobina. Su trabajo es llevar energía a las células en su proceso de mitosis, lo que lleva a la síntesis de cabellos. Se ha demostrado que, tener deficiencia de hierro en la sangre, guarda una estrecha relación con el padecimiento de efluvio telógeno y alopecia androgénica.

 

  • Déficit de zinc: el zinc estimula la transformación de proteínas, siendo un activador de enzimas que proporcionan enlaces importantes para la estructura del cabello. También ayuda a que la vitamina A en el cabello cumpla su acción queratinizante. Al evitar esta deficiencia, se asegura un buen proceso de regeneración capilar.

 

  • Déficit de vitamina B12: La vitamina B es un complejo de 8 moléculas hidrosolubles, en las que se incluye la B12. Estas se encargan de realizar el metabolismo celular. Cuando se tiene déficit de estas vitaminas, la fortaleza del pelo se ve afectada significativamente.

 

 

  • Déficit de vitamina D: Los rayos del sol ayudan a que la vitamina D sea sintetizada. Sin embargo, cuando existe poca exposición a estos, la falta de este nutriente hace que la caída del cabello aparezca, en forma de efluvio telógeno, principalmente en otoño.

Consejos de alimentación para prevenir la caída del cabello

Una alimentación balanceada ayuda a controlar y evitar la caída del cabello y demás problemas del cuero cabelludo. Estos consejos pueden ayudar a tener una melena saludable, sin la influencia de alimentos poco beneficiosos.

Aporta los nutrientes necesarios

Si lo que quieres es evitar la caída del cabello, es necesario que tu alimentación sea equilibrada y rica en los siguientes nutrientes:

  • Vitamina B: se encuentra en cereales integrales, carnes, pescados, huevos, legumbres, frutos secos, lácteos, frutas y verduras.
  • Vitamina E: presente en almendras, nueces, soja, pescado azul y cereales.
  • Vitamina A: puede obtenerse de los huevos, lácteos, hígado y mantequilla.

Son importantes también las proteínas, el hierro, el omega-3, la biotina y el zinc.

No consumir o disminuir su consumo

Como se ha mencionado anteriormente, ciertos alimentos pueden aumentar la posibilidad de sufrir pérdida capilar:

  • Azúcar
  • Carbohidratos
  • Grasas y chatarra

Bebe mucha agua

La salud de nuestro cuerpo amerita una considerable ingesta de agua. Es aconsejable tomar de dos a tres litros de agua por día. Esto ayuda a que las células del cuero cabelludo funcionen correctamente.

Te puede interesar: Relación entre alopecia y circulación sanguínea

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *