Alopecia por estrés

El día a día es estresante. La llegada de la cuarentena representó un “Stop” en una forma de vida que tenía un movimiento muy dinámico. Pero fue corto el tiempo de la pausa, hemos probado que la nueva normalidad no es más tranquila que la anterior, por lo contrario viene llena de  retos, como el  teletrabajo, la conexión continua, las medidas de seguridad contra el virus, el no saber qué ocurrirá.

Todo esto genera  estrés, acompañado del estilo de vida que se lleva y por supuesto uno de los grandes perjudicados es el cabello. La alopecia nerviosa es la pérdida de cabello inducida por los  niveles muy altos de estrés.  Es bueno conocer en qué consiste y cómo se soluciona.

¿Qué es la alopecia nerviosa?

La alopecia nerviosa o perdida del cabello por estrés, es la caída del cabello ocasionada por gran de tensión o ansiedad. Además, es un problema que sufren tanto caballeros como damas. Asimismo puede  a afectar al 70% de los folículos pilosos de la cabeza incluida  la nuca y los laterales.

No se han identificado aun con detalle los mecanismos que están detrás del proceso. En lo que sí han llegado a acuerdos es que el organismo se manifiesta de diferentes formas ante el estrés, los cambios hormonales pueden afectar ciertos procesos físicos y el estado de salud de la piel y el cabello.

Una de esas manifestaciones es la crecida de los niveles de cortisol que es una hormona esteroidea en sangre, que entorpece la circulación en el cuero cabelludo, debilitando los folículos  y por ende el cabello se  termina de caer.

También, existen  efectos que van de la mano con una vida expuesta a un exceso de estrés y ansiedad como  ausencia de sueño, buena alimentación, falta de ejercicio, malos hábitos como el  consumo de alcohol y tabaco, entre otros. Todos estos  factores  favorecen negativamente a una buena salud capilar.

Síntomas y causas de la alopecia

Las manifestaciones de los síntomas en la caída del cabello por estrés son muy notorias entre las más frecuentes se tiene:

  1. El desagüe de la ducha obstruido con cabellos.
  2. La almohada cubierta  de cabellos.
  3. El cepillo lleno con mechones.

Las causas de la alopecia nerviosa, son  diversas y muy difíciles de identificar. Sin embargo, normalmente la relación entre estrés y pérdida de cabello sigue unas pautas variadas:

  1. Efluvio telógeno: Es el más frecuente. Consiste en una alteración en el ciclo de crecimiento del cabello  siguiendo tres fases como la: anágena, catágena y telógena, que entra de forma fuerte en fase telógena o de caída de cabello.
  2. Tricotilomanía: Está referida con el estrés, la soledad y la depresión. Consiste en  una alteración psicológica que desata en quien la sufre un comportamiento compulsivo de estirar o arrancar el cabello, induciendo a la pérdida total.
  3. Alopecia areata: Se refiere a una alteración del sistema inmunitario, que arremete contra los folículos  impidiendo su crecimiento. Desconociendo por qué ocurre.

 

La buena noticia es que aun cuando es preocupante se trata de algo temporal, la caída del cabello se recupera.

Lo más normal es que la pérdida de cabello referida con el estrés sea un conflicto  temporal y cambiable. En el caso de que existe la alopecia areata, se puede deber a diferentes factores y en ese caso la solución es más compleja.

Pero, en términos generales, la clave para parar la alopecia nerviosa es eliminar su centro que es el estrés. Al momento de estabilizar los niveles de ansiedad, el cuero cabelludo deja de estar perturbado y por supuesto  recobra su ciclo de normal crecimiento.

Por ello, la recomendación más asertiva, antes de experimentar  cualquier otra cosa, es que  si notas abundante caída de cabello, visita a un especialista capilar que  diagnostique de forma acertada el problema de la alopecia por estrés y así detectar las causas y ofrecer  solución.

Con el apropiado tratamiento médico o psicológico, la alopecia nerviosa es totalmente reversible y el cabello nuevamente crece. Pero es importante resaltar algunos tipos de pérdida de cabello y así evitar prácticas erróneas que agraven la situación.

Tratamiento que ayude a frenar la caída del cabello

  1. Efectivamente, podemos recurrir a distintos tratamientos que nos ayuden a frenar la caída del cabello ocasionada por el estrés.
  2. La mejor solución es el tratamiento de plasma enriquecido en plaquetas.
  3. Algunas clínicas capilares ofrecen  técnicas de vanguardia para la renovación capilar que es a través de microinyecciones en el cuero cabelludo, permitiendo  vigorizar el ciclo de crecimiento del cabello.
  4. Si el  cabello se cae de forma abundante y desconoces la causa ya sea por estrés o por otra causa, no le des más vueltas a problema y busca ayuda profesional, donde  le ayudara a identificar el problema y le brindara la solución más acertada.

Soluciones ante la alopecia nerviosa

Hay situaciones en las que la pérdida del cabello culmina cuando se estabilizan los niveles de estrés. Y existen otras circunstancias en las que esto no ocurre y la caída de cabello se expande mucho más allá de lo considerable.

Lo primero que deberás hacer si te encuentras bajo situaciones de mucho estrés y sufres pérdidas de pelo será buscar la ayuda de un profesional que te pueda evaluar. De esta forma se podrá determinar si sufres de alopecia nerviosa o de otro tipo de problema.

En caso de ser alopecia nerviosa, deberás contar con la ayuda de un psicólogo para poder estabilizar los estados de ansiedad. Con esta ayuda, en algunos casos, será más que suficiente. Pero si la alopecia no mejora, deberás utilizar diversos productos especiales para solucionar esta calvicie nerviosa o seguir saludables  consejos alimenticios que le sugiera el médico especialista capilar.

Varias maneras de tratar la caída del cabello

  1. Meditación, o ejercicios de respiración.
  2. Rodéate de un ambiente positivo.
  3. Estimula el cuero cabelludo.
  4. Aprende a liberar las tensiones.
  5. Sigue una dieta equilibrada.
  6. Tratamiento de plasma rico en plaquetas.
  7. Terapias de luz de baja intensidad.
  8. Realiza actividades cotidianas que te hagan sentir mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.