un trasplante capilar

Si ya estas decidido, que luego de mucho pensar, sacar cuentas y buscar información, te harásu un trasplante capilar. Es una de tus mejores decisiones, el implante de cabello es la solución definitiva para la calvicie. Pero ahora te preocupan las recomendaciones básicas después de un trasplante capilar. Déjame decirte que no son difíciles, que solo requieren de un poco de cuidado. Seguir unas pautas de tu médico y en menos de lo que piensas, la recuperación será total y tendrás una hermosa cabellera.

El miedo principal al trasplante capilar es ¿Cómo voy a cuidarlo, para que sea exitoso? Con las recomendaciones básicas después de un trasplante capilar que vamos a darte, lograrás cuidar tu injerto de cabello, de una manera exitosa. Si ya lo pensante, quieres recuperar tu cabellera, y solo te detiene lo que debes hacer en el post operatorio. No lo pienses más, realiza un trasplante capilar, sigue nuestros consejos y las recomendaciones médicas. Será sencillo.

¿Qué es un trasplante capilar?

Un trasplante capilar es una técnica que se realiza a través de una cirugía. En este, se extraen unidades foliculares de áreas que tienen abundante cabellera. Las cuales son denominadas como zonas donantes. Estos folículos extraídos, son llevados e injertados en zonas despobladas de cabellos. A estas áreas, se les denomina, receptoras. Este tipo de trasplante capilar, solo se puede llevar a cabo con cabello del propio paciente. De ahí que es muy seguro, ya que no existe rechazo del implante. Debido a que el cuero cabelludo, reconoce el folículo como suyo.

Es importante que pacientes con pérdida de cabello definitiva, puedan optar por someterse a un trasplante capilar. La caída del cabello genera mucha inseguridad, estrés y baja autoestima en quien la padece. Con el injerto de cabello, las personas recuperan su imagen y autoestima. Adquieren seguridad en ellos mismos, y disfrutan de su cabellera, con resultados muy naturales. Es una intervención poco invasiva, indolora y de recuperación rápida. Dura entre 6 y 8 horas.

¿Se debe rasurar todo el cabello para un trasplante capilar?

Aunque para el médico es mucho más cómodo poder trabajar sobre el área completamente rapada. Existe la posibilidad de rapar solo la parte donde se extraerán los folículos. Eso se logra a través del método de implantación DHI. Este es el más utilizado por las mujeres, porque no requiere de rasurarse por completo.

Existen 3 formas de rapar el pelo para un trasplante capilar.

  • Rasurado completo: El cabello se rapa por completo, para que el médico pueda trabajar con comodidad. Se aplica en la técnica FUE.
  • Rasurado parcial: En este caso la zona rasurada, es solo la parte donante. Logrando que el cambio no sea tan radical.
  • Rasurado en cortinillas: Solo se rasuran áreas pequeñas en la zona donante. De esta manera una vez realizado el procedimiento, estas partes se disimulan con el resto del cabello.

Cuidados que debes tener antes de la intervención para un trasplante capilar

  • Evita ingerir medicamentos anticoagulantes: Es necesario que al menos 7 días antes de la operación, dejes de ingerir cualquier fármaco que pueda diluir la sangre. Por ejemplo, la aspirina.
  • No rapes tu cabello antes del trasplante capilar: para que el especialista pueda valorar con mayor facilidad el área donante. Es necesario que evites rapar tu cabello antes de la operación. Este requiere de una longitud mínima que debe determinar el tricólogo.
  • Evita fumar: Durante al menos dos días antes de la operación deja de fumar. El fumar en exceso puede ocasionar una baja en el flujo sanguíneo del cuero cabelludo.
  • No bebas alcohol: Si ingieres alcohol, antes de la intervención, puede que exista problemas con la efectividad de los anestésicos.
  • Asegúrate de que no tienes ninguna alteración en el cuero cabelludo: El cuero cabelludo en el momento del trasplante capilar, no puede presentar, caspa, descamación, seborrea, irritación, eccemas. Ni ningún otro tipo de alteración.

Recomendaciones básicas después de un trasplante capilar

un trasplante capilar

Luego del trasplante capilar debes seguir algunas recomendaciones que te ayudarán a una recuperación exitosa. Estas son algunas de ellas.

Evita tocar tu cabeza luego de la intervención

No debes tocar tu cabeza el día en que has sido operado, los implantes están sensibles y podrías desprenderlos.

Duerme sin rozar la almohada o cama

En la primera semana será necesario usar una almohada de viaje o collarín. Esto para evitar que la zona implantada roce de la cama o de la almohada y pueda maltratarse. Debes dormir boca arriba.

Lavado del cabello

El primer lavado lo realizan en la clínica 24 horas después de la intervención. Luego del 3er día debes comenzar a lavar tu cabeza. La primera semana debes aplicar muy suavemente el champú y enjuagar con un recipiente. Sin dejar que el chorro caiga sobre tu cabeza. Una semana después puedes masajear muy suavemente al aplicar el champú. Pasado un mes podrás lavar como de costumbre.

No arranques las costras

Pocos días después del implante de cabello, el pelo se caerá y aparecerán algunas costras en tu cabeza. No te angusties, esto es normal. No debes arrancar las costras, aunque te resulten incomodas. Ellas caerán solas en unos 10 días. Arrancarlas puede hacer que quedan cicatrices en tu cabeza o que se desprendan algunas unidades foliculares trasplantadas.

Evita hacer ejercicios en 15 días

Sudar en exceso puede aumentar la posibilidad de infecciones. Por eso se recomienda no hacer ejercicios hasta pasadas dos semanas. En este momento deben ser ejercicios moderados. Ejercicios de impacto podrás hacer, al pasar el mes.

No te expongas al sol

El cuero cabelludo se encuentra mas sensible de lo normal. Hasta no cicatrizar, no lo expongas de forma directa a los rayos solares.

Evita el uso de sombreros, gorras, pañuelos y cascos

Durante el primer mes, evita usar accesorios en cabeza y orejas, cerca de la zona trasplantada. Así impides que con el roce el trasplante capilar sufra algún daño. Luego del mes úsalos, pero no por tiempo prolongado.

No fumes e ingieras alcohol

En la primera semana después de la intervención, es recomendable evitar fumar y tomar bebidas alcohólicas. En ese momento estás en recuperación. El cigarrillo impide que exista una buena cicatrización. Si quieres un resultado óptimo, debes dejar de fumar al menos por 7 días. El alcohol impide que puedas tomar los medicamentos necesarios, en caso de presentarse molestias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.