trasplante de pelo corporal

El trasplante de pelo es una cirugía en la que se traslada cabello de una zona con abundancia capilar, hacia otra con calvicie. Lo ideal es hacer este implante con hebras de la cabeza, ¿pero es posible hacerlo con pelo de otras partes del cuerpo? Si lo es, pero no se trata de la opción más recomendada. Puesto que la calidad del vello corporal y su ciclo de crecimiento difiere un poco del cabello. Lo que puede afectar el resultado y la apariencia de la cirugía. Si quieres saber más sobre este procedimiento, a continuación, todo sobre el trasplante de pelo corporal.

El vello corporal es utilizado en casos donde la densidad del área donante de la cabeza es muy baja. También, cuando se ha realizado un injerto capilar previo, pero han quedado claros en el cuero cabelludo. Al combinar ambos tipos de pelo, la densidad alcanzada es muy buena. Sin embargo, a la hora de escoger pelo de otras partes del cuerpo, es importante que este guarde similitud en cuanto a textura, color y grosor, con el cabello del paciente. Lo que permitirá obtener mejores resultados. Si quieres saber cuáles son las zonas más adecuadas para un trasplante de pelo corporal, sigue leyendo este post.

Te puede interesar: ¿Usar gorra hace caer el cabello?

¿Qué es el trasplante de pelo corporal?

El trasplante de pelo corporal es una cirugía en la que se toma pelo de una zona del cuerpo específica, para ser colocado en otra parte de baja densidad o calva. De esta forma, es posible recuperar el pelo perdido y la estética de la zona tratada.

Es importante tener en cuenta que el pelo corporal varía genéticamente del pelo de la cabeza. Es por ello que este tipo de injertos no se recomienda como primera opción a la hora de repoblar el cuero cabelludo. La forma de extraer este pelo es igual a la realizada con el cabello, siendo el método FUE el más adecuado para la trasplantación.

El vello corporal es diferente al de la cabeza en color, grosor, ritmo de crecimiento, número de pelos por unidad folicular y densidad. El buen resultado de esta cirugía dependerá mucho del buen recibimiento de este pelo por parte del cuero cabelludo de cada paciente. Dado que cada individuo posee características capilares diferentes.

Para dar un ejemplo, el vello corporal llega a crecer aproximadamente de 5 a 6 centímetros únicamente. Puesto que su fase anágena es bastante corta, mientras que su fase telógena es muy extendida. Llega a crecer entre 2,5 y 5 cm en 6 meses. Por lo que este ritmo de crecimiento puede afectar el resultado del injerto. Ya que sus tiempos de avance no serán igual que con el pelo de la cabeza.

¿Qué área es adecuada para un trasplante de pelo corporal?

A la hora de realizar un injerto capilar con vello corporal, el pelo a utilizar es el de la barba. Puesto que es el más parecido al de la cabeza. La barba posee un ciclo de crecimiento muy parecido al pelo de la cabeza, por lo que sus resultados son bastante naturales.

Además de la barba, existen otras zonas del cuerpo que se utilizan en algunas ocasiones. Tal es el caso del tórax y el abdomen. El pelo de estas áreas es colocado en partes de la cabeza como el centro y la coronilla, porque son las que menos llaman la atención. Por ningún motivo debe ser usado en la línea frontal, además, debe ser mezclado con unidades foliculares del cuero cabelludo. Solo así, podrá obtenerse un efecto natural con este tipo de injertos.

¿Cuál es la diferencia entre un trasplante de pelo corporal y uno convencional?

La principal diferencia entre estos métodos, puede evidenciarse en los resultados. Ya que, como se ha mencionado a lo largo del post, las características capilares del cuerpo y la cabeza, no son iguales. Lo que puede llevar a presentar dificultad en la obtención de las unidades foliculares. Además, el procedimiento puede ser un tanto más largo. Mientras las unidades foliculares del cuero cabelludo poseen hasta 4 pelos, las de otras partes del cuerpo tienen 1 o 2.

Otro factor que diferencia estos métodos, es el dolor provocado durante la cirugía. La extracción e implantación del vello corporal, resulta mucho más molesta. Ya que la superficie a anestesiar es mayor y la sensación es menos agradable. Sin embargo, para evitar que el paciente sufra, se aplica además de la anestesia local, una sedación que permita la relajación durante el procedimiento.

¿Cómo es la recuperación de un trasplante de pelo corporal?

Durante el tiempo de recuperación, es importante que los pacientes sigan a cabalidad las recomendaciones de su especialista. Además, deberán proteger al máximo el área tratada, bien sea la barba o el pecho.

Se debe evitar todo tipo de exposición solar, como también el uso de productos que generen irritación. También se deben extremar los cuidados para impedir lesión o golpes en la zona durante su cicatrización. Es necesario tomar un reposo relativo por al menos dos días. Lo favorecedor de esta cirugía, es que las actividades cotidianas podrán retomarse de forma inmediata.

Resultados del injerto capilar de pelo corporal

El trasplante de pelo es una intervención quirúrgica que brinda diversos beneficios al paciente con alopecia. Con su ejecución, se obtiene un cambio significativo, tanto a nivel estético como a nivel emocional. El paciente obtendrá una imagen rejuvenecida, al tiempo que recupera su seguridad y confianza.

Es importante, como se menciona en el punto anterior, mantener un extremo cuidado, tanto de la zona donante como de la zona receptora. El profesional del cuidado capilar se encargará de proporcionar la información referente a los cuidados postoperatorios, para garantizar el éxito de la intervención.

Para alcanzar óptimos resultados, sigue estos cuidados.

  • Ten extremo cuidado con el área receptora durante los primeros días de recuperación.
  • Duerme con la cabeza elevada, tomando una postura boca arriba.
  • Evita rozar o golpear el cuero cabelludo recién injertado.
  • El lavado del cabello debe realizarse con un champú especial, teniendo extremo cuidado durante los primeros días.
  • La presión de agua para el lavado capilar debe ser muy baja.
  • Masajea el área trasplantada en la segunda semana para evitar la formación de costras.
  • Protege muy bien el cuero cabelludo de los rayos del sol.
  • No realices actividades deportivas o de alto impacto por al menos 10 días.
  • Evitar el uso de gorras, sombreros y cascos hasta que el cirujano lo indique.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *