La pérdida de cabello se debe a diversas causas, hay diversos factores que pueden acabar derivando en una pérdida del cabello más que considerable y notable a nivel físico, un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres.

Pues bien, una de las principales causas por las que puede caerse el pelo encontramos es el estrés físico pero no la única. También encontramos otras como si tenemos infección seria, un cambio hormonal, efectos adversos de un medicamento y por supuesto la causa por componente genético si lo que hablamos es de alopecia androgenética.

Para saber la causa real que está produciendo la pérdida del cabello en una persona, tendrás que ir al médico y será este el que efectúe un diagnóstico en función de los medicamentos que puedas estar tomando, la nutrición que lleves y el propio cuidado que tengas del pelo. Lo más probable es que necesites someterte a un análisis de sangre para confirmar la posible causa.

En los casos en los que la pérdida de cabello tiene un componente genético lamentablemente no habrán demasiadas soluciones, más allá de realizarse un implante capilar. No obstante, hay determinados medicamentos que logran ralentizar la pérdida del pelo. Entre ellos están el minoxidil y la finasterida.

Si se determina que la causa de la pérdida del cabello no es genética sí que tiene solución pero hay que tener en cuenta una serie de cuidados. Entre ellos están lavar el cabello con frecuencia para evitar el exceso de sebo, alternar el tipo de champú que se usa, etc.

Además, en la misma línea, se recomienda tomar biotina, un componente que encontramos en el hígado y el huevo, y por supuesto tomar la cantidad de hierro adecuada a través de los alimentos para no acabar con un problema de anemia que conllevará una caída del cabello.

Por otro lado, quizá la pérdida de cabello se deba a un problema de tiroides. Y es que cuando la glándula tiroides no está segregando suficientes hormonas, es decir en los casos hipotiroidismo, puede contribuir a la pérdida del cabello. Para solucionarlo, una vez tengas el diagnostico tendrás que tomar la medicación adecuada y listo.

En ocasiones la pérdida de cabello también puede deberse a una medicación inadecuada que no te esté sentando bien o al consumo de antidepresivos. Los anticoagulantes, el ibuprofeno y algunos ansiolíticos son algunos de los que pueden acabar derivando en una pérdida de pelo. Si es tu caso, habla con tu médico para tratar de solucionar el problema y que te cambie la medicación porque entonces estaría claro que no te está sentando bien.

No hay que obsesionarse pero sí ponerse manos a la obra, teniendo en cuenta que lo más habitual es perder entre 40 y 100 cabellos al día. Estudiar cada caso particular y poner el tratamiento adecuado es la clave para lograr atajar el problema de pérdida de pelo en el caso de que tenga solución o someterse a un tratamiento adecuado como un implante si la causa es genética.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]