SOLICITE INFORMACIÓN

Si estáis perdiendo densidad capilar y queréis poner remedio a ello, lo mejor es que recurráis a un especialista. Y es que si bien es cierto que hay alimentación que ayuda a reforzar la salud de nuestro pelo, la calvicie es un problema con un fuerte componente genético. Ante una situación de este tipo, lo más eficaz siempre será recurrir a un implante capilar.

Para todos aquellos que no lo sepan, los implantes capilares son permanentes. Y es que se trasplanta todo el folículo capilar, de tal modo que si ese folículo tiene una información genética que no está asociada con la caída, el pelo no volverá a desaparecer. En estas intervenciones siempre se hacen autotrasplantes para que el paciente no pueda generar un rechazo y se hace además con pelo que tiene una información genética asociada a la no caída, de tal modo que el pelo no volverá a caer y crecerá con normalidad.

Un implante capilar es, en cierto modo, una carrera de fondo. Y es que aunque bastarán entre tres y cuatro meses para el cabello comience a crecer tendrá que transcurrir cerca de un año para que ya tenga una longitud suficiente que permita observar cierta densidad de pelo, como si se tratará de pelo no injertado previamente.

El implante capilar es, sin lugar a dudas, la única intervención eficaz que hasta la fecha ha logrado paliar los efectos de la caída del cabello. Y es que si bien es algo que no se puede evitar por muchas lociones o cremas que se lleguen a usar, es el único modo que permite que el cabello vuelva a crecer, tras realizar el implante, con total normalidad.

Además, el cabello crecerá con las características con las que crece el cabello en la zona implantada, por lo que no parecerá que hay pelo con dos texturas diferentes, formas, etc. Se trata lograr que todo el cabello tenga unas mismas características con la seguridad de que este pelo no volverá a caer y no tendréis que veros más con falta de densidad capilar en las zonas en las que ya os habéis realizado el implante.

Sin duda, la mejor solución y la más eficaz si estáis teniendo problemas con vuestro cabello de alopecia, puesto que solo así conseguiréis realmente volver a veros con el pelo como lo teníais antes y sin cicatrices ni posibilidad de rechazo tras hacer el injerto.

Como os hemos comentado, el éxito en este tipo de intervenciones pasa porque se trata de poner pelo de uno mismo, por lo que las posibilidades de rechazo quedan reducidas prácticamente a cero. Por ello, es sumamente fácil conseguir la tolerancia deseada a la hora de hacer un implante capilar. En el caso de que queráis asesoramiento personalizado, sólo tenéis que acudir a un especialista en implantes capilares para que os den asesoramiento y estudien cómo sería vuestro injerto ideal, el más adecuado en función de vuestras necesidades y objetivos: lograréis volver a lucir vuestro pelo de manera y de manera natural.

SOLICITE INFORMACIÓN

Puntuación
[Total: 11 Puntuación: 5]