Los avances tecnológicos han ayudado enormemente a desarrollar nuevas técnicas de injerto capilar contribuyendo a expandir el que es hoy en día el principal tratamiento quirúrgico para combatir la alopecia en un proceso que garantiza resultados naturales, en cuestión de días y sin cicatrices de por medio.

Eso sí, siempre que esta cirugía -o cualquier otra- sea realizada en clínicas especializadas, con licencia para ejecutar trasplantes capilares, y que dispongan de los recursos técnicos y humanos necesarios para ofrecer la máxima garantía a los pacientes que tienen claro que es el momento de recuperar el cabello perdido.

A la vanguardia de los injertos capilares se encuentra Capiclinic, clínica especializada en este tipo de intervenciones quirúrgicas con miles de intervenciones exitosas en su haber, mayormente a través de la conocida como técnica FUE(Follicular Unit Extraction) y del implante directo de folículos capilares.

Un centro que se encarga de ofrecer a sus pacientes el mejor trato desde que contacta con ellos en España, mientras se encuentran en territorio turco y, cómo no, también hasta que vuelven a su ciudad de origen, donde se les siguen realizando revisiones periódicas tras injertar los cabellos en las zonas requeridas para recuperar el aspecto de su cuero cabelludo previo a la caída.

Algo que es posible gracias a una técnica como la FUE que consisten en la extracción, uno a uno de los folículos sanos de la zona baja del dorso del cuero cabelludo y que posteriormente es injertada en las zonas que lo requieren echando mano de una técnica poco invasiva y muy avanzada. Tanto que en un gran porcentaje de los casos se convierte en una solución definitiva para un mal tan extendido como lo es la alopecia, tanto en hombres como en mujeres.

El punto fuerte del injerto capilar FUE como el que ofrece Capiclinic radica en el tratamiento de la zona donante, es decir, aquella de la que se extraen folículos sanos programados para aguantar toda la vida, y que son trasplantados a las zonas afectadas por la alopecia para continuar allí con su crecimiento normal tras la intervención.

Ventajas de la técnica FUE de injerto capilar

Una de las grandes ventajas que ofrece esta técnica es que, a día de hoy, ninguna de las microincisiones realizadas en el cuero cabelludo del paciente dejan cicatrices, lo que se traduce en un post operatorio indoloro, rápido y que permite a quienes recurren a ella recuperar su vida normal en muy poco tiempo.

Es también importante subrayar la ausencia de riesgos durante la intervención así como la gran tasa de éxito que produce el hecho de trasplantar el propio pelo del paciente, siendo a partir del tercer mes cuando se empiezan a ver los resultados que se apreciarán definitivos a partir del primero año tras la operación.

Para cualquier consulta sobre la intervención, las tarifas o cualquier otro asunto no olvide ponerse en contacto con nuestro departamento de atención al cliente donde están esperando para solventar cualquier pregunta que le surja sobre esta o cualquier otra intervención.

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]