hirsutismo hormonal

Si un exceso de vello en áreas donde no es normal tenerlos, es un problema para el hombre. Para la mujer es algo mucho más traumatizante. Sin embargo, existen mujeres que tienen vellos en su rostro y otras partes del cuerpo, que deterioran su imagen y que las hace sentir bastante mal. Estos vellos aparecen debido a una condición llamada hirsutismo hormonal. La misma provoca que en áreas donde no debería existir pelos, en el cuerpo de la mujer, aparezcan.

Toda mujer quiere lucir un rostro hermoso, terso y lleno de vida. Las féminas que padecen de hirsutismo hormonal, no pueden lucir de esta amanera. Ya que su rostro u otros lugares de su anatomía, presentan vellos que impiden puedan cumplir con este deseo. Se trata de una enfermedad poco común, que afecta solo a las mujeres. Veamos de qué se trata el hirsutismo hormonal.

¿Qué es hirsutismo hormonal? 

Es una condición que afecta aproximadamente al 10% de las mujeres. Solo es padecida por las féminas y es un problema cutáneo. Se trata de la presencia de vellos en áreas donde generalmente no deberían aparecer. Se produce debido a una elevada presencia de andrógenos. Esta es una hormona masculina que al presentarse en exceso puede causar diferentes síntomas.

Padecer esta enfermedad hace que en la mujer aparezcan vellos en las áreas andróginas. Es decir, en las zonas donde crece vello en el hombre. Como patillas, barbilla, espalda, pecho y rostro. Es un vello oscuro y de un grosor notable.

¿Cuáles son los síntomas de hirsutismo hormonal?

Las señales en las mujeres de hirsutismo hormonal son bastante evidentes. Estas nos ayudan a definir que se padece de esta afección. Estas son por lo general, la presencia de seborrea, exceso de grasa. También se puede padecer de acné y poseer excesiva cantidad de vellos en las áreas andrógenas. Su presencia es más notoria en espalda, rostro y pecho.

Causas del hirsutismo hormonal

hirsutismo hormonal

Padecer de hirsutismo hormonal, no es algo que deba preocuparte a nivel médico. Este padecimiento realmente afecta a la parte estética. Pero no se trata de una enfermedad que pueda comprometer tu salud. La aparición de vellos no es preocupante, pero a lo que si es necesario poner atención es a la causa de este padecimiento.

Las causas de esta afección, si son algo a lo que debemos prestar atención. Ya que pueden ser padecimientos de mayor importancia, que deben ser tratados. Veamos que causa el hirsutismo hormonal.

  • Síndrome de Cushing: Se trata de una sobreexposición, durante un largo periodo de tiempo, del cuerpo de una mujer a la hormona del cortisol. Ya sea por una ingesta de medicamentos que contengan esta hormona. O debido a que su sistema este produciendo la hormona en exceso. En ambos casos los niveles se ven afectados y provocan la aparición de vellos en lugares no deseados.
  • Ovario poliquístico: Otra causa del hirsutismo hormonal es el síndrome de ovario poliquístico. Este inconveniente empieza cuando la mujer inicia su desarrollo. Una etapa que en algunas puede provocar distintos problemas. En este caso es un desequilibrio en las hormonas sexuales. Como consecuencia puede generar vello no deseado, periodos no regulares, acné y en algunos chicas infertilidad.
  • Ingesta de fármacos: La toma de algunas medicinas para solventar otras afecciones, puede provocar la aparición del vello. El minoxidil es uno de estos fármacos. Pero hay otros medicamentos que causan esta misma reacción. Contribuyen a la aparición de vello en zonas andrógenas.
  • Presencia de algún tumor: Es el caso menos común, pero puede suceder en algunas mujeres. Puede existir en tu cuerpo algún tumor que aumente la producción de cortisol de forma importante. Lo que altera el sistema y puede provocar el hirsutismo hormonal.

Diagnóstico y signos de alarma

Para que el especialista pueda diagnosticar la enfermedad, es necesario realizar una evaluación. De esta manera podrá determinar si el hirsutismo esta presente o solo se trata de un problema estético.

Signos de alarma

  • Presencia de características masculinas. Aparición de más masa muscular, voz mas grave, acné. También la pérdida de la menstruación y calvicie son señales de alarma.
  • En pocas semanas o meses, comienza crecer de forma rápida y repentina un exceso de vello, en el rostro o en diversas partes del cuerpo.
  • Se puede palpar una protuberancia en la pelvis o abdomen.

Cómo tratar el hirsutismo hormonal

La opinión de un médico especialista es muy importante para fijar el tratamiento de esta enfermedad. Sin embargo, estas son algunas recomendaciones, para tratar el hirsutismo hormonal.

  • Visitar al médico para controlar los niveles hormonales.
  • Aplicar cualquier método de depilación para disminuir y desaparecer el vello.
  • Buscar y tratar la causa que produce la afección.
  • Usar cera depilatoria para desaparecer el vello por más tiempo que con el rasurado.
  • Usar cremas que ayuden a debilitar el vello.

Cuando visitar al médico

Si las señales son muy evidentes y aparecen de forma repentina y rápida, es el momento de acudir al especialista. Si el vello aparece paulatinamente y sin los signos de alarma, también es conveniente ir al médico. Aunque en este caso no existe tanta urgencia. Si siempre has padecido de presencia de vellos, y no hay ninguno de los otros signos de alarma, no requieres de asistencia médica.

Si tienes exceso de vello, pero no tienes características masculinas. No existen las señales y tu periodo es regular, tampoco es alarmante, si estéticamente no es un problema para ti. Generalmente esta condición aparece por que hay antecedentes de mujeres con exceso de vello en tu familia. Es decir, no se trata de hirsutismo hormonal.

En caso de que decidas rasurar o depilar las áreas afectadas y notes un crecimiento de vello más grueso, debes consultar al especialista. Un tricólogo evaluará la situación, puesto que, si el vello se hace más grueso, no estás solucionando el problema, sino empeorándolo.

Remedios naturales que ayudan a tratar el hirsutismo

Estos remedios naturales pueden ayudar en el tratamiento de la afección.

  • Colocar ½ cucharada de zarzaparrilla y ½ cucharada de salvia en una taza de agua hirviendo. Dejar reposar e ingerir durante un mes, dos veces por semana.
  • Tomar diariamente una taza de infusión, elaborada con una cucharada de árbol rojo y otra de ortiga. Dejar hervir por 5 minutos, reposar, colar y tomar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.