ph del cabello

Desde hace décadas, el cuidado del cabello es un aspecto muy importante en la sociedad. Pues, una buena apariencia de la melena, es sinónimo de belleza. Esto ha llevado a que muchas empresas desarrollen productos destinados al cuidado capilar. Pero, aunque prometen grandes beneficios, poco hablan de la importancia del pH del cabello. Sin embargo, en este artículo nos gustaría definir lo que es, cuál es su importancia y cómo mantenerlo balanceado.

Te puede interesar: Calvicie, ¿cómo afecta a nivel psicológico?

¿Qué es el pH del cabello?

La nomenclatura pH hace referencia al potencial de hidrógenos que posee el cabello. Este se mantiene en unos valores entre el 0 y el 14, siendo el número 7 el conocido pH neutro. La regla del pH establece que, cuando este es mayor a 7, hablamos de un potencial de hidrógeno alcalino. Mientras que un potencial de hidrógenos menor a esta cifra, es reconocido como ácido.

Esta medida es útil para hacer un cálculo de la alcalinidad o la acidez de los componentes del cuero cabelludo y el cabello. Es una escala muy importante, además a la hora de fabricar productos destinados a la limpieza capilar y el cuidado del cabello.

Diferencias entre el pH del cabello y el pH del cuero cabelludo

Un cuero cabelludo saludable, es aquel que mantiene sus niveles de pH entre 5 y 5.5. Mientras que, el pH del cabello, es recomendable mantenerlo en un número anclado de 3,6. Es completamente normal y saludable que el cabello y el cuero cabelludo tengan una ligera diferencia en sus niveles de pH. Lo importante, es que se mantengan siempre dentro del registro ácido, que ayudara a mantener la vitalidad y buen aspecto de la cabellera. Siendo así más suave y fácil de peinar.

¿Por qué el pH del cabello se desequilibra?

El pH del cabello puede sufrir desequilibrio por diversas razones. La más común, es la aplicación de productos químicos que buscan cambiar la apariencia del pelo. Como lo son:

  • Decolorantes.
  • Alisados instantáneos.
  • Tintes químicos.

Elementos que alteran y dañan el pH del cuero cabelludo.

Otra razón que puede llevar a que esto suceda, es la exposición al agua del mar o de las piscinas con cloro. Estos agentes, al hacer contacto con la zona capilar, perjudican la salud del cabello. Por lo que es necesario tomar ciertas precauciones con los elementos a los que se expone la cabellera. Bien sea condiciones ambientales, productos a utilizar o lugares a sumergir el pelo.

¿Se debe tener el pH del cabello alcalino, neutro o ácido?

Tal como hemos mencionado anteriormente, lo ideal es que el pH del cabello se mantenga en un registro ácido, al igual que el cuero cabelludo. Cuando el pelo se acerca hacia niveles neutros o alcalinos, su calidad se ve afectada. La melena puede hacerse débil, con frizz, reseco, opaco y difícil de peinar. Por lo que, entre un registro alcalino, neutro o ácido, lo mejor es mantener al cabello en un nivel de acidez saludable que no supere los 3,6.

¿Qué ocurre si el pH del cabello se encuentra elevado?

El pH del cabello no siempre se mantiene en los niveles óptimos, por lo que es posible que este haya tenido temporadas poco favorables. Esto puede suceder por falta de cuidados, limpieza excesiva o exposición prolongada al sol. Aumentando así los riesgos que vienen con el pH de la cabellera, elevado.

Cuando esto sucede, la melena presenta una apertura considerable en sus puntas y su cutícula. Además, puede alterar la estructura del pelo, hasta hacerlo reseco y opaco. Lo que afecta directamente la autoestima de la persona afectada por esta situación.

¿Cómo regular el pH del cabello?

Evita la exposición a químicos

Si lo que deseas es mantener tu cabello en un pH saludable, evita exponerlo a químicos que puedan cambiar sus valores normales. En caso de que el cabello presente problemas con su potencial de hidrógeno, conviene utilizar productos que ayuden a equilibrarlo. Como es el caso de los champuses libres de ingredientes corrosivos.

Los productos a utilizar para garantizar el cuidado del cabello, deben tener un registro de valor de pH entre 3 y 5.5. Tal es el caso de algunos acondicionadores que ayudan a reducir los niveles de alcalinidad del pelo.

Utiliza productos neutrales para el cuidado del cabello

Si prefieres tratamientos más naturales, puedes hacer uso de fórmulas que mezclan el vinagre y el limón con otros componentes, para balancear el pH. Sin embargo, es importante no abusar de estos ingredientes. Pues su uso excesivo podría bajar demasiado el pH del cabello y llevarlo a un estado poco saludable.

Ten mucho cuidado con la coloración

Es normal querer cambiar el look del cabello constantemente y para ello, la coloración es la alternativa más utilizada. Pero, es importante tener en cuenta ciertos factores, al hacer uso de productos destinados a cambiar la tonalidad de la melena.

Se recomienda que el tinte a utilizar, se encuentre en un registro de nivel de pH moderadamente alcalino, para que tenga un mejor efecto. De esta manera, el producto colorante podrá cambiar de forma satisfactoria y con el menor daño posible, la tonalidad del pelo.

Hay que tener mucho cuidado con los valores alcalinos. Si estos son muy elevados, el daño al cabello puede ser considerable. Haciendo entonces que los resultados de la coloración, no sean los deseados. Ya que puede aparecer un cambio en el color final o porque los pigmentos desaparecen después de algunas lavadas.

Cuando se desea tratar una cabellera con coloración, principalmente con tonos fantasía, se debe tener un cuidado extremo. Pues una amplia gama de productos podría alterar el color, resecando también excesivamente la melena, sin lograr un efecto favorable, con un pH equilibrado.

 

El cuidado del cabello es un tema extenso y complejo. Para mantener un pelo saludable, es necesario conocer el tipo que se posee, para escoger los mejores productos para su atención. Conocer lo que es el pH del cabello, puede ayudar a aplicar solo productos beneficiosos a la melena, que no alteren su forma, su estructura o su calidad. Es importante, además; en caso de presentar alguna complicación capilar, acudir a un experto que pueda atender el problema, sin empeorarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *