Hombre con la mano en la cabeza al que se le está cayendo el pelo

Casi el 90% de los hombres y el 33% de las mujeres experimentan una caída capilar a lo largo de su vida.

Aunque en muchas ocasiones se trata de una caída normal (entre 50 y 100 cabellos al día), en ocasiones esta supera el centenar de cabellos, provocando una reducción de la densidad e incluso la aparición de calvas.

Una serie de signos que alertan de una caída capilar mayor de la habitual que, en muchos casos, emerge como el primer síntoma de una calvicie incipiente.

Tanto si se trata de una caída capilar común, como si se debe a causas que pueden revertirse, como si se trata de un síntoma evidente de alopecia, es posible tomar cartas en el asunto para recuperar la imagen perdida.

Así que si has detectado una caída capilar fuera de lo común y quieres saber qué puedes hacer para recuperar tu pelo y, con este, tu bienestar y tu autoestima, no te pierdas las siguientes líneas.

Comprendiendo la caída del cabello

Comprender en qué consiste la caída capilar, sus causas y los diferentes tipos que existen es el primer paso para encontrar una solución efectiva.

Las causas de la caída de pelo más habituales

La pérdida de cabello puede ser resultado de una gran variedad de factores. Veamos los más comunes:

  • Genética: Una de las causas más frecuentes de la caída del cabello es la predisposición genética, conocida como alopecia androgénica o calvicie común. Este tipo de caída del cabello es hereditario y se caracteriza por un adelgazamiento progresivo del cabello en ciertas áreas del cuero cabelludo.
  • Estrés: El estrés físico o emocional significativo puede desencadenar una pérdida temporal de cabello, conocida como telógeno effluvium, donde un mayor número de cabellos entra en la fase de reposo y posteriormente cae.
  • Desequilibrios hormonales: Cambios hormonales, como los que ocurren durante el embarazo, la menopausia o como consecuencia de problemas de tiroides, pueden influir en la caída del cabello.
  • Problemas de salud subyacentes: Ciertas condiciones médicas, como las deficiencias nutricionales, enfermedades autoinmunes o infecciones del cuero cabelludo, pueden provocar pérdida de cabello.

Tipos de caída del cabello

Reconocer el tipo específico de caída del cabello es fundamental para poder determinar el tratamiento más adecuado:

  • Alopecia androgénica: Este tipo de alopecia se manifiesta como un retroceso de la línea del cabello y adelgazamiento en la corona en los hombres, y adelgazamiento general en la parte superior del cuero cabelludo en las mujeres.
  • Efluvio telógeno: Caracterizada por una pérdida de cabello difusa y temporal, este tipo de caída generalmente se resuelve sola una vez que se elimina el factor de estrés.
  • Alopecia areata: Es una condición autoinmune que provoca la caída del cabello en parches redondos y puede afectar cualquier parte del cuerpo.

Primeros pasos tras detectarse una caída del cabello

La detección temprana y la acción inmediata son fundamentales cuando se trata de la caída capilar.

Y es que tomar los primeros pasos correctos puede marcar una diferencia significativa en la efectividad del tratamiento y en la prevención de una mayor pérdida de cabello.

Así que, ante el menor indicio de una pérdida significativa de cabello, te recomendamos encarecidamente seguir los siguientes pasos:

Evaluación médica

Hombre recibiendo una evaluación médica del experto capilar

Antes de comenzar un tratamiento por tu cuenta es crucial obtener un diagnóstico preciso de un especialista.

Un dermatólogo o un tricólogo puede ayudarte a entender la causa subyacente de tu pérdida de cabello a través de un examen detallado y, si es necesario, realizar pruebas adicionales.

Este paso es vital porque que el tratamiento acabe siendo efectivo dependerá de la detección de la causa específica que origina la caída del cabello.

Además, una evaluación médica puede descartar problemas de salud subyacentes, evaluar factores genéticos o ambientales y proporcionar una guía experta sobre las opciones de tratamiento más adecuadas para tu caso.

Cuidado capilar adecuado

Mientras buscas el mejor asesoramiento médico posible, hay prácticas de cuidado capilar que puedes implementar para minimizar la caída del cabello y mantener tu cuero cabelludo en óptimas condiciones:

  • Selección de productos: Utiliza champús y acondicionadores suaves que estén formulados para fortalecer el cabello y promover un cuero cabelludo saludable. Evita los productos con ingredientes agresivos que puedan irritar o despojar a tu cuero cabelludo de sus aceites naturales.
  • Técnicas de lavado y peinado: Lava tu cabello con agua tibia, no caliente, y realiza masajes suaves sobre el cuero cabelludo. Evita peinados tirantes que puedan ejercer tensión sobre los folículos capilares y evita el uso de aparatos como secadores o planchas que puedan dañar el cabello.
  • Dieta y nutrición: Una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales esencial para el cabello, como hierro, zinc, y vitaminas del complejo B, puede contribuir a la salud de tu cabello. Valora la opción de hablar con un especialista sobre la posibilidad de recurrir a suplementos en el caso de detectar deficiencias nutricionales.

Tratamientos y soluciones para la caída del pelo

Existen múltiples fórmulas y tratamientos que pueden ayudar a controlar, detener o incluso revertir la caída capilar.

Tratamientos tópicos y orales

Medicamento finasteride

  • Minoxidil y Finasterida: El minoxidil, disponible en forma tópica, es uno de los tratamientos más populares y accesibles para la caída del cabello. Funciona estimulando el folículo capilar para aumentar el crecimiento del cabello y puede ser usado tanto por hombres como por mujeres. La finasterida, por su parte, es un medicamento oral que reduce los niveles de DHT, una hormona asociada con la alopecia androgénica. Su uso está principalmente recomendado para hombres. Ambos tratamientos requieren un compromiso a largo plazo y la paciencia para ver resultados significativos.
  • Suplementos y nutrición: Mantener una dieta equilibrada es crucial para la salud del cabello. En el caso de no tenerla, acude a tu médico para conocer si la suplementación puede ayudarte a corregirla.

Avances en tratamientos capilares

  • Terapias avanzadas contra la calvicie: La terapia con plasma rico en plaquetas (PRP) es un tratamiento innovador que utiliza el plasma del propio paciente para estimular el crecimiento del cabello. Aunque es relativamente nueva, esta terapia ha mostrado resultados prometedores en la mejora de la densidad capilar y la salud del cuero cabelludo.
  • Trasplante capilar: Considerado como una solución definitiva para la calvicie, el trasplante capilar ha avanzado significativamente con técnicas como la FUE (Extracción de Unidades Foliculares) y FUT (Trasplante de Unidades Foliculares). Estos procedimientos, realizados por especialistas, implican la reubicación de folículos capilares de una zona donante a las áreas afectadas, ofreciendo resultados duraderos y naturales.

Procedimiento del trasplante capilar FUE

En el caso de que sufras una calvicie que exija someterse a una cirugía de trasplante capilar, es fundamental que te pongas en manos de clínicas especializadas en el trasplante capilar, como Capilclinic.

Esta, con su equipo de profesionales altamente cualificados y su apuesta por el uso de tecnologías avanzadas en trasplantes capilares, ofrece soluciones personalizadas que se adaptan a las necesidades específicas de cada paciente.

Prevención de la calvicie y cuidados continuos

Adoptar hábitos de prevención y cuidados continuos puede suponer una gran diferencia en la fortaleza, el aspecto y la salud general de tu cabello.

Estrategias de prevención

  • Evitar el estrés excesivo: El estrés crónico contribuye a la pérdida de cabello. Buscar maneras de reducir el estrés a través de la meditación, el ejercicio, o actividades que disfrutes puede tener un impacto muy positivo en la salud de tu cabello.
  • Dieta equilibrada: Consumir una dieta rica en vitaminas, minerales y proteínas esenciales apoya la salud de los folículos capilares. Los alimentos ricos en hierro, zinc, ácidos grasos omega-3 y vitaminas A, C, D y E son particularmente beneficiosos para el crecimiento del cabello.
  • Evitar tratamientos capilares agresivos: Reducir el uso de tratamientos químicos, tintes puede ayudar a prevenir la rotura y la pérdida del cabello.

Cuidados diarios

  • Lavado y acondicionamiento adecuado: Utilizar productos suaves específicos para tu tipo de cabello y cuero cabelludo. Evita lavar el cabello con agua muy caliente y no frotar el cuero cabelludo de manera agresiva.
  • Secado y peinado cuidadoso: Secar el cabello al aire siempre que sea posible y utilizar el secador con aire frío o tibio. Al peinar, optar por cepillos con cerdas suaves y evitar peinados que tiren del cabello.
  • Protección solar para el cabello: Al igual que la piel, el cabello necesita protección contra el daño UV, que puede debilitar el cabello y contribuir a su pérdida. Usar sombreros o productos con protección UV es más que recomendable, según todos los dermatólogos.

Al integrar estos cuidados y estrategias de prevención en tu rutina diaria, puedes mejorar la salud de tu cabello y reducir exponencialmente el riesgo de futura pérdida.

En el caso de que esta sea irreversible, recuerda que la caída de pelo no lo es, ya que gracias a los avances médicos y científicos en el campo sanitario es posible recuperar el cabello perdido a través del injerto capilar.

Si este es tu caso, trata de ponerte en las mejores manos, puesto que de ello depende no solo recuperar el cabello perdido y lograr resultados duraderos y 100% naturales, sino también tu confianza y calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto el tratamiento de mis datos para realizar comentarios en el blog

Responsable – CAPIL SOLUTIONS. S.L

*Términos y condiciones


Finalidad – Dar respuesta a las solicitudes de información, y poder enviarle nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios, gestionar los comentarios en el blog


Derechos Arco - Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

info@capilclinic.es


Legitimación – Consentimiento


Destinatarios – No se cederán datos a terceros salvo obligación legal


Política de privacidad – Puede consultar nuestra política de privacidad aquí


*Política de privacidad