Que algunos cabellos caigan diariamente es normal. La media dice que entre medio centenar y un centenar de ellos es habitual y por lo tanto no deberíamos preocuparnos.

La cosa cambia si, entre los que caen en la almohada, los que perdemos cuando nos lavamos la cabeza o nos peinamos superamos ampliamente estos guarismos. Cuando esto sucede, y no es como consecuencia de un cambio de estación, es habitual que nos preguntemos qué debemos hacer para poner fin a la anormal caída capilar que estamos sufriendo.

Qué hacer si se te cae el pelo

Según los expertos, lo primero que debemos hacer es tranquilizarnos. Por un lado porque esta caída no tiene por qué significar nada grave, lo que ya es mucho. Por otro, porque el estrés agrava la caída. Así que si este es tu caso, lo mejor que puedes hacer es tomar cartas en el asunto en busca de las causas que están detrás de esa caída anormal de cabello que estás experimentando.

Aunque no tiene por qué, a menudo la caída capilar tiene que ver con el estrés, con un mala dieta, con un cambio hormonal o con la ingesta de determinados fármacos. Salvo en el caso de los fármacos, que puedes comprobar echando un vistazo al prospecto de la medicación en cuestión, en el resto de casos la mejor ayuda pasa por visitar a un especialista para salir de dudas lo más pronto posible y así poder empezar a ponerle remedio.

Una de las primeras cosas que este preguntará es de dónde están cayendo los folículos, si es que te has fijado que suelen desprenderse de una zona en concreto. Y es que no es lo mismo que caiga de la zona frontal, que que lo haga de las zonas laterales o de la coronilla. En función de la zona de la que estén cayendo el dermatólogo podrá apuntar en una u otra dirección.

Otra de las cosas por las que el especialistas te preguntará es por la alimentación. Si has realizado cambios últimamente en tu forma de alimentarte o si en tu dieta regular tienes carencia de determinados componentes que pueden influir en la salud capilar. En el caso de que sea así, es posible que te indique alimentos ricos en vitamina A, proteínas y ácidos grasos.

También te cuestionará sobre el trato que le das a tu pelo. Qué champú usas, cuántas veces a la semana lo utilizas, si sueles echar mano a secadores y planchas o qué productos has venido utilizando en las últimas fechas y que pueden estar detrás de un debilitamiento de los folículos capilares.

En el caso de las féminas, es posible que la caída capilar, en el caso de que no responda a una alopecia en alguno de sus muchos tipos, tenga que ver con menstruaciones más potentes de lo habitual o la presencia de anemia. A estas pacientes se les recetará una dieta alta en hierro hasta recuperar la normalidad en sus menstruaciones o en sus niveles de hierro, tan importantes para lucir un pelo sano.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]